Legales

Budiño manifestó que el jefe y el subjefe de unidad sabían lo que ocurría en Alcaidía

0

“Tengo 27 años de servicio nunca tuve un inconveniente” señaló José Budiño quien intentó justificar todas las acusaciones que hizo el fiscal Aquiles Balbis ante el juez Romanini, quien le dictó prisión preventiva por 60 días por siete hechos de exacciones ilegales y tres de incumplimiento de deberes de funcionario público.

“Siento que no he tenido la posibilidad de defenderme, se me ha tratado muy mal. Se me trató como un delincuente de alto perfil”, siguió Budiño.

Al momento de pedir la palabra, Budiño hizo su defensa haciendo una división de las celdas donde ubicaba a los presos por peligrosidad. También refirió a que nunca recibió instrucciones de cómo realizar su trabajo y que tenía pocos recursos para hacerlo debido a las falencias del sistema carcelario.

“En Alcaidía todo esta improvisado, para tener detenidos en tránsito, pero no está preparada para ser una cárcel de máxima seguridad. No estamos preparados para cuidar presos porque nunca se nos instruyó”, explicó Budiño quien agregó:

“En Alcaidía está el jefe y tres efectivos y tienen que hacer todo eso y tenemos un auto Corsa que lo atamos con alambre, veo desigualdad…, me acusan de que falté a los deberes de funcionario público, pero nadie me instruyó a hacerlo, hay falencias en el sistema, donde tenemos condenados y procesados. Siempre sobrepasamos la cantidad de 25 presos (que era lo máximo permitido) y yo los tengo que acomodar”, señaló el policía quien añadió que los presos que estaban separados, en la planta alta eran aquellos que no pueden convivir con el resto, por estar procesados por delitos sexuales o ligados al narcotráfico, que necesitan estar en otra parte porque corre riesgo la integridad física de los mismos.

Sobre los televisores, celulares y elementos que se encontraron en las celdas que pertenecían a los presos, el policía justificó: “Yo estoy alojado en una cárcel de máxima seguridad y veo todos los elementos que dicen ser prohibidos, se trata de que a  los presos nos reinserten en la sociedad”.

Además Budiño aseveró en varias oportunidades que está a disposición de la ley  y que anteriormente ha secuestrado celulares o estupefacientes en requisas, como también se mostraba preocupado por las condiciones de seguridad que tenía el penal, pero que nunca le dieron los elementos para hacerlo como detectores de metales. Añadió también  que les dejaba ingresar comida y elementos de higiene a los reclusos para mejorar su calidad de vida adentro: “Están privados de su libertad, pero no de sus derechos”.

También  expresó que la decisión de alojar a los presos no es sólo de él, sino que el jefe de unidad y el subjefe (Gonzalo Paz antes de pedir su retiro y el comisario Gustavo Rapuzzi están al tanto de que había policías alojados en el penal, en una habitación separada del resto de los reclusos, como el caso de Erasmo Álvarez, quien estaba en una celda que contaba con un  plasma grande entre otros elementos y que el propio Budiño le permitió tener cosas que estaban en su casa, porque no tenía nadie que le cuidara sus pertenencias y ya había sufrido el robo en su vivienda en varias ocasiones: “No era lo correcto pero prioricé que  resguarde sus elementos”, confesó el policía.

“Al momento del allanamiento, (en Alcaidía) teníamos 39 detenidos, estábamos excedidos en capacidad, ¿dónde se suponía que yo tenía que tener alojados a los policías?, y esto no es únicamente decisión mía sino de mi superioridad porque todo lo que hacía en Alcaidía los ponía en conocimiento al jefe y al subjefe de unidad porque yo dependo de ellos. El día 29 de julio a mi me desafectan del servicio de Alcaidía por estar haciendo un curso para un ascenso policial por orden del jefe de unidad y el día jueves de esa semana, el jefe de unidad ordena una requisa sobre todos los pabellones y ellos no informaron las anomalías que vio el fiscal, es decir que estaba permitido que se den estas condiciones. Mis superiores estaban al tanto de las condiciones en que estaban detenidos, porque además yo les informaba todas las semanas,  y si ellos no observaron de que había pocas medidas de seguridad es porque lo estaban avalando”, replicó el policía.

Al respecto de esta declaración el fiscal Aquiles Balbis adelantó que informará de estas declaraciones de Budiño a sus superiores del Ministerio Público de la Acusación y a la  Unidad de Delitos Complejos referidos a las expresiones de Budiño que dieron cuenta de una participación de sus superiores en los delitos que se le achacan.

 

 

 

Qué opinas?

You may also like

More in Legales