Legales

Comenzó el juicio a un hombre vinculado con el robo al auto de la hija del senador Traferri

Este lunes comenzó en los tribunales de San Lorenzo un juicio a un hombre de 43 años acusado por la fiscalía por el delito de encubrimiento por el robo del automóvil de la hija del senador Armando Trafeeri, ocurrido el 27 de octubre de 2016 en calle Iriarte al 4100 de Rosario. El tribunal a cargo del debate está integrado por la jueza de primera instancia Dra. Griselda Strologo.

El Fiscal Dr. Juan Carlos Ledesma, de la sede de San Lorenzo, acusó formalmente a Gaspar Damián Raimondo de 43 años, por el delito de Encubrimiento agravado por el animo de lucro, la Fiscalía solicitó la pena de 4 años de prisión efectiva. El fiscal es asistido por el equipo de litigación de la Fiscalía Regional Segunda Sede San Lorenzo.

Se imputa a Raimondo por el hecho ocurrido entre 27 y el 29 de octubre de 2016, haber adquirido o recibido un automóvil marca Chevrolet que le fuera sustraído a Julieta Traferri el 27 de octubre de 2016 en calle Iriarte al 4100 de la Ciudad de Rosario, no siendo Raimondo partícipe del hecho de robo. Personal policial logró el hallazgo y secuestro del vehículo el 29 de octubre de 2016 en el domicilio del imputado en la Localidad de Capitán Bermúdez.

En ese momento, el senador declaró en medios periodísticos que  existía una relación entre el narcotráfico y el robo del auto de su hija: “Recorrían búnkers y hacían delivery con el auto que le robaron a mi hija”.

“A mi hija la abordó en inmediaciones de su domicilio de Rosario una persona del sexo masculino el jueves (27 de octubre) que la apuntó con un arma y le exigió que le entregara el auto”, comenzó narrando Traferri, quien además comentó que “ella salió corriendo despavorida en una crisis de nervios, y cuando me llamó le sugerí que se calmará porque pensé que se trataba de un robo más de los que se producen todos los días, y le dije que llamara al 911, que tardó 45 minutos en llegar”.

“Además, recibo el comentario de un amigo que me dijo en la zona estaba operando una banda con tal y tal apellido que se dedica a hacer entraderas y trabaja sobre todo el Cordón (Industrial). A las 16 horas recibo un llamado que me empezó a preocupar preguntándome sobre las características del vehículo que habría sido visto en la zona de Capitán Bermúdez. El sábado me vuelven a llamar y me confirman que el auto de mi hija estaba en poder de una banda que andaba de búnker en búnker repartiendo drogas, incluso me dan tres domicilios precisos y concretos con nombre de calle y número” había expresado Traferri.

El imputado es defendido por la Dr. Franco Fosco.

Qué opinas?