GéneroLegalesPortada

Comenzó la apelación del fallo que absolvió a los acusados de desaparecer a Paula Perassi

0

Esta mañana se llevó a cabo en tribunales, la primera de las tres audiencias en el marco de la apelación del fallo de la causa Paula Perassi. Fue el turno de la fiscalía y de la querella quienes expresaron sus agravios hacia la resolución del tribunal de primera instancia que absolvió a los nueve acusados por la desaparición de Paula Perassi el 18 de septiembre de 2011.

La fiscal María Eugenia Irribarren expuso al tribunal compuesto por los jueces Gustavo Salvador, Javier Beltramone y Carolina Hernández,  una serie de gráficos donde se plasmó una línea de tiempo de los días previos a la desaparición de Paula y de  las conexiones entre los titulares de las líneas telefónicas de los celulares de Gabriel Strumia, con quien Paula mantenía una relación extramatrimonial, el de la propia Paula, otro celular que usaban ambos para comunicarse  y el del marido de la mujer, Rodolfo Ortiz de Elguea.

La fiscal hizo un resumen de la investigación de la causa que tiene 41 cuerpos y 400 fojas para centrarse en la responsabilidad de los nueve acusados. Aunque en esta primera audiencia, la fiscalía y la querella fueron contra Gabriel Strumia, con quien el tribunal en primera instancia acreditó la existencia de la relación amorosa y del embarazo de seis semanas de Paula, pero no así el aborto seguido de muerte y de la existencia de una estructura de la cual participó personal policial que se encargó de hacer desaparecer las pruebas que recriminaban a Strumia y al ex jefe de Cuerpos Daniel Puyol.

También a lo largo del recorrido de su exposición, la fiscal hizo hincapié en la falta de perspectiva de género que tuvo la resolución del tribunal: “El tribunal comienza reclamando que iba a tener perspectiva de género en la causa, le cree a Paula y deja de creerle a partir del día 17 de septiembre. La perspectiva de género nunca estuvo”, señaló Irribarren en relación a que desestimaron la acusación de la fiscalía por falta de pruebas.

“El tribunal deja de creerle a Paula y le da valor a las mentiras que planta Strumia, que son todos elementos que va encajando en su relato y acomodando y que el tribunal le convino validar”.

La fiscalía sostiene que Strumia falta a la verdad cuando dice que el 17 de septiembre estaba en Rosario viendo un automóvil para comprar, tal como lo declaró en el juicio, sino que demostró a través de los chats de Facebook que Paula mantenía con José Luis Freijomil, un amigo de Strumia, a quien la mujer conoció en una carrera de Jeeps y con quien que empezó una amistad; que ese día se iban a ver a un médico a Rosario para realizarse un aborto, pero que luego se arrepintió y por ese motivo Strumia comenzó a ignorar sus llamados y mensajes, provocando la desesperación de Paula.

Freijomil era el único que sabía de la relación extramatrimonial de Paula con el empresario metalúrgico, porque la mujer le confiaba todo a través del chat de la red social. El 17 de septiembre, Paula le dijo: “amiguis llegó el día. Si no me ves más es porque pasó lo peor; nos vamos a Rosario a hablar con el médico”, le contó ese día, pero luego el 18 de septiembre, lo llamó varias veces y le contó que no se había animado a realizarse el aborto y le pidió a éste que se contacte con Strumia para que la llamara porque desde que ella se negó a abortar, él ya no le respondía las llamadas y eso la tenía angustiada.

El Ministerio de la Acusación se pregunta quien tenía ganas de encontrar a Paula Perassi tras su desaparición, si Strumia o su marido Rodolfo Ortiz de Elguea. La respuesta, también la tiene la fiscalía y compara la actitud de ambos hombres ante la misma situación: “Ortiz de Elguea comienza a llamar a Paula a las 4.04 h cuando se da cuenta que no fue a dormir, le hizo 150 llamadas. A las 6.00 llamó a la hermana de Paula, Marianela para decirle que no había vuelto a la casa, y a los días siguientes lo siguió intentando”, manifestó Irribarren.

Por el contrario, Strumia quien tenía una comunicación intensa con Paula a través de mensajes de texto y llamadas, al punto tal, que el empresario le dijo a su amante “que había que aflojar con el teléfono porque le había llegado una factura de $3.000”; desde el 18 de septiembre, luego de que la mujer desapareciera no hubo ningún intento de comunicación con ella, a pesar de que estaba consolando a Alberto y Alicia Perassi cuando lo fueron a buscar para pedirle ayuda: “Ni siquiera la llamó para saber que le había pasado, ni se usó el celular que tenían en común, porque sabía que Paula no le iba a contestar, que estaba muerta”, advirtió la fiscal quien recordó que de acuerdo al listado de comunicaciones del celular de Strumia terminado en 880, el hombre realizó dos llamadas, que entraron al buzón de voz de Paula (que ya no respondía el móvil), el 23 de septiembre, cuando queda detenido en la sede de la Alcaidía.

Mañana continúan la querella y la fiscalía, quienes resolvieron exponer los agravios en conjunto para hacerlo más dinámico. Seguirán con el resto de los imputados Roxana Mitchl, Mirta Rusñiski, Darío Antonio Díaz y los policías Adolfo Daniel Puyol, Jorge Krenz, Aldo Gómez, María José Galtelli y Gabriel Godoy. Luego será el turno de las defensas técnicas en los días siguientes.

Qué opinas?

You may also like

More in Género