En diálogo con el diario digital Conclusión, Sofía Botto, de Mumalá Rosario, señaló que la asamblea realizada en Rosario este lunes, fue “sorprendentemente grande” con una masiva participación. “Hubo organizaciones feministas pero también gran cantidad de mujeres autoconvocadas que se enteraron de la asamblea y decidieron participar por su cuenta”.

“La idea del paro nacional surgió ahora, dos años después de la convocatoria del primero, que fue también por Lucía Pérez. La convocatoria para este miércoles tiene que ver también con respetar la voluntad de la familia de Lucía. Entendimos que, como asamblea de mujeres feministas no podíamos pasar por encima de las decisiones de la propia familia, porque precisamente, una de las razones de la convocatoria es el tremendo fallo judicial.  Entonces decidimos adecuarnos a esa decisión y convocamos para mañana”, explicó la dirigente feminista.

Botto también explicó que se trata de“un paro de alto contenido simbólico”, teniendo en cuenta que habrá algunas dificultades para poder convocar y coordinar con los sindicatos y con los trabajos de las mujeres no sindicalizadas. “Es una convocatoria que tiene poco tiempo para organizarse pero que va a tener un rango horario. Esperamos que las mujeres puedan organizarse en sus lugares de trabajo, la idea es que vayan vestidas de negro y que puedan juntarse 10 a 14 horas”, detalló.

Sofía Botto agregó que, por la tarde, la jornada de lucha continuará con una movilización. La convocatoria es en la Plaza San Martín a las 17, para empezar a marchar a las 18. La movilización va a pasar por dos lugares emblemáticos de la Justicia, primero vamos a los Tribunales Federales y luego marcharemos a los Tribunales Provinciales”.