Legales

“Puyol fue un policía de relaciones públicas y de cuerpo, un policía de uniforme”

0

El juicio por la desaparición de Paula Perassi va llegando a su fin y  durante los últimos días, pasaron por el estrado diferentes testigos aportados por la defensa de los policías acusados, entre ellos Daniel Puyol, ex jefe de la Agrupación Cuerpos, a quien sus abogados intentan desvincular con Gabriel Strumia, el empresario imputado por la muerte de la mujer, con quien mantenía una relación extramatrimonial-

Entre los testigos, declaró el comisario Carlos Ávalos, quien se retiró de la fuerza en marzo de 2011, unos meses antes de que desapareciera Paula Perassi. Ávalos fue jefe de la Agrupación Unidades Especiales, y declaró el pasado viernes ofrecido por la defensa del comisario Daniel Puyol.

Ávalos quien comenzó a trabajar en esa área desde el año 2000, se jactó de ser uno de los oficiales que más tiempo estuvo al frente de investigaciones de la Unidad Regional XVII.

“Este caso, el tema Perassi, puedo decir que no tiene escena del crimen o no se encontró la escena del crimen, me enteré por los medios de comunicación y por compañeros que me comentaron”, sostuvo, y añadió:

“Soy vecino hace mucho tiempo de Puyol, vivo a una cuadra, y en el 2016, vino la esposa de Puyol a mi casa y me dijo que el Dr. Corvalán quería hablar conmigo para preguntarme algo del tema Perassi. Me dijo si podía averiguar algo del tema le dije que no había problemas pero que estaba difícil la cosa porque había transcurrido mucho tiempo, habían investigado muchos policías, AUE, las  TOE y estaba muy manoseado el tema”.

De esta forma, Ávalos brindó información sobre una investigación paralela que él realizó, pedida por la defensa técnica de Puyol integrada por los Dres. Víctor Corvalán y Evelin Quain.

“Me encargue de averiguar sobre algunos puntos que en cierta forma perjudicaban a Puyol : me preguntaron sobre el poder que tenía el comisario principal Daniel Puyol en ese momento en la jefatura para poder decidir y conducir y dirigir, les dije que no, que el poder lo daba jerarquía y cargo.  Nos debíamos remitir al reglamento orgánico de la policía; en la parte que nos interesa les dije que Puyol era oficial jefe de la Agrupación Cuerpos y explique que había otras secciones. Había seis oficiales superiores, comisarios inspectores y comisarios mayores arriba de Puyol, lo que ubica a Puyol en el séptimo lugar, no tenía el poder para conducir o dirigir otras secciones”.

El ex jefe de AUE minimizó en varias oportunidades el ” poder” que podría tener Puyol dentro de la Unidad Regional XVII.

“El jefe de Unidad Regional era Marcelo Egido, subjefe era el comisario Inspector Ariel Córdoba, estaba también Pablo Pilotti, estaba Puyol y  de jefe de AUE estaba yo. La agrupación cuerpos no integra la plana mayor, eso me hace entender que Puyol no tenía tanto poder”, enfatizó Ávalos y agregó:

“En San Lorenzo, la agrupación cuerpos se limitaba a comando y un pequeño grupo que es como un batallón de Infantería. Comando no hace investigaciones ni sumario y se limita a a dar intervención a otras dependencias si es un homicidio o robo”.

Quizás como estrategia de la defensa, en algunas partes de la declaración de Ávalos, el ex comisario detenido fue calificado como un policía de uniforme: “Puyol fue un policía de relaciones públicas y de cuerpo, un policía de uniforme, yo siempre trabajé en la calle, realizando el trabajo de campo, y ese trabajo Puyol no lo sabe hacer. Yo nunca hubiese aceptado una sugerencia de él”.

La relación con la Cámara de Comercio y el celular de Caramuto

Entre las preguntas de la defensa técnica, a Ávalos le preguntaron por qué había varias llamadas entre Puyol y Caramuto, quien era parte de la comisión directiva de la Cámara de Comercio de San Lorenzo.

“Había un tema de una llamada que había hecho Puyol a Adrián Caramuto, para que la gente lo entienda, Caramuto es sinónimo de empresa funeraria y de servicios de salud, y esto  llamaba la atención, la sospecha y escozor que Puyol llamara a Adrián Caramuto la noche en que se presumía la desaparición y muerte de Paula Perassi. Todo eso surgía de un listado de llamadas de donde surgía el nombre de Adrián Caramuto, y  ustedes ( por los abogados de la defensa) me entregaron a mí un listado, sin ubicación de las llamadas, y  me rompí la cabeza buscando la llamada esa y encontré el entrecruzamiento y efectivamente había una llamada de Puyol a Adrián Caramuto, dos o tres llamadas que Puyol no lo recordaba. Llamamos ese número y nos respondió personal de comando radioeléctrico y fue una sorpresa hasta que dijeron que fue un teléfono donado por Adrián Caramuto desde la Cámara de Comercio para los operativos de cosecha gruesa y entonces fui a hablar con Gabriel Abbo quien es secretario de la cámara y me explicó que ellos colaboran con ese teléfono con los operativos de cosecha gruesa. Conjeturamos que Puyol llamaba a ese teléfono para brindar las novedades a su personal”.

En ese sentido, el gerente de la Cámara de Comercio, Gabriel Abbo, había declarado antes que Ávalos que durante la época de cosecha gruesa, la policía y la entidad empresaria coordinaban los trabajos de seguridad vial en las rutas y accesos a los puertos del cordón y que para eso se utilizaban teléfonos Nextel para informar de las novedades.

Según el periódico Síntesis, la por entonces jefa del comando radioeléctrico, Roxana Cardozo, también sostuvo que había un celular otorgado por la Cámara de Comercio.

Otras investigaciones de Ávalos

Entre otras averiguaciones que el ex jefe de AUE realizó tras la desaparición de Paula fue sobre la relación de la acusada Mirta Rusñiski y el aborto que ésta le habría realizado a Paula. El policía relató que intentó ubicar a los dos yernos de Rusñiski como también al remisero Roberto Bonetto.

“Me encargaron que hable con Bonetto, Vázquez y Lugo, con el único que pude hablar es con Bonetto, que en todo momento me juró que no le había dicho nada a Vázquez de que Lugo le había contado de que la suegra Rusñiski le había dicho que le había hecho un aborto a Perassi. Lo negó reiteradas veces. A Lugo no lo encontré y no reiteré la visita porque entendí que Lugo podría haber dicho que lo estaba molestando, a Vázquez no lo ubiqué en ningún momento”

La fiscalía, a cargo del Dr. Donato Trotta le preguntó a Ávalos si consideraba que un buen sumariante  es alguien que se comunica con el imputado, y  éste respondió:

“Y cómo no se va a comunicar con el imputado, en el sistema viejo nosotros vivíamos hablando con el imputado. En el sistema viejo, los elementos de prueba que teníamos era la confesión, teníamos la facultad de interrogar, mi modalidad de trabajo era interrogar al imputado porque tratábamos de que se pise, y de constatar si lo que decía era verdad. Cuando no hay elementos de prueba, no hay escena del crimen, teníamos la información del propio implicado” y reiteró:

“Puyol tenía poder para dar órdenes a su personal, era oficial jefe, no oficial superior, mirá si iba a venir a decir a mi personal lo que tenía que hacer”.

Sobre Alberto Perassi

“A Perassi lo conocí por los medios, me llamó la atención que no me hablara a mí porque me llamaba mucha gente. Al poco tiempo que empecé a averiguar en una audiencia fui criticado por la querella y me llamó la atención porque los conozco desde hace tiempo, y me dolió y desde aquel día no hablé nunca más con el Dr. Corvalán y la doctora Quain”.

“Todos hablaban con Ávalos, era un referente de la Unidad Regional” se autodefinió.

 

Qué opinas?

You may also like

More in Legales