Gremiales, Portada

Trabajadores de Bunge continuarán en sus puestos tras un acuerdo entre la empresa y el sindicato

La empresa aduce que los que fueron apuntados no tenían buena productividad.

El pasado viernes los trabajadores de Bunge colocaron una carpa frente a la empresa, ante el temor de posibles despidos de personal; pero este martes, el sindicato de  aceiteros dialogó con la gerencia y se llegó a un entendimiento en el que no habrá ni retiros voluntarios ni despidos, pero si una “tirada” de oreja a aquellos que no están cumpliendo en forma con sus tareas.

La semana pasada, la empresa había anunciado a un grupo de trabajadores la posibilidad de  negociar retiros voluntarios pero si los trabajadores se negaban iban a ser despedidos, por lo que el gremio aceitero denunció maniobras de apriete.

Suena gracioso y hasta un poco tirado de los pelos, pero así lo expresó el secretario general del sindicato de aceiteros Pablo Reguera que salió de una reunión en Rosario con la empresa y manifestó que no habrá despidos: ” Se decidió dejar las cosas como están y de aquellos compañeros que creen que no tienen buena performance ( por los empresarios) y nos comprometimos a trabajar en conjunto con la empresa para que estos compañeros agarren el ritmo que necesita la empresa”.

“Los telegramas no van a llegar ni tampoco habrá retiros voluntarios, y llamarán a los trabajadores para expresar sobre la disconformidad en sus tareas”, agregó Reguera.

El próximo lunes habrá una nueva reunión en la Secretaría de trabajo en Buenos Aires para dejar este acuerdo que hasta ahora es de palabra y se firmará el acuerdo por el que quedan sin efecto los retiros voluntarios. La carpa quedará de todas formas frente a la empresa hasta el próximo 8 de octubre

 

Qué opinas?