Género, Portada

Una joven de Aldao denunció violencia de género en un Mc Donalds

Una joven oriunda de la localidad de Aldao, piloto de cuatriciclos, hizo público un episodio de violencia que le tocó vivir el pasado fin de semana en la ciudad de Rosario y apuntó contra un muchacho de Maciel.

Según el relato de la víctima, que dejó asentado en la red social facebook, con imágenes de sus heridas, y también ante la policía, todo sucedió en el Mc Donald’s de Santa Fe y Vera Mujica cuando se disponían a comprar hamburguesas.

Ariela Pelosi relató que volvían de un cumpleaños y que vieron a un joven orinando en la vía pública a pocos metros de la camioneta en la que se movilizaba con amigas. Fue allí cuando intercambiaron insultos desde el vehículo con el muchacho que hacía sus necesidades. “Qué sucio”, asumen que gritaron las chicas.

“Al volver el pibe decide pegarle una patada a mi camioneta en la parte de atrás y subirse atrás del conductor de la EcoSport. Inmediatamente me bajo, voy directo a abrirle la puerta y gritarle que se baje, que me dé sus datos y se bajara. Lo manoteo para bajarlo y el tipo me arrima una piña en la cara y me agarra de los pelos mientras el resto de integrantes de la camioneta le gritaban qué hacía y que me suelte. Cuando me suelta cierra su puerta con traba”.

Una de las jóvenes que iba en la segunda camioneta, una Eco Sports, le reveló el nombre del muchacho, a quien identificaron como N.F. de Maciel. Siguiendo con el relato, Ariela sostiene que los empleados de la cadena de hamburguesas manifestaron que ya habían convocado a la policía y es allí cuando la camioneta intenta salir de ese lugar.

“Al oír esto el conductor pone reversa y sale esquivando mi camioneta conmigo colgada de su ventanilla, diciéndole que no se vaya que deje al amigo en el lugar. Me arrastró y cuando aceleró aún un poco más me solté. Desconozco datos del conductor”, lamentó.

En tanto, el joven involucrado realizó un descargo, en la misma red social, donde afirma que es el protagonista de la historia, pero con una versión diferente. “Estaba medio descompuesto, me siento a unos metros de todos los autos e iba a mear y dos pibas me empezaron a bardear sacando el cuerpo afuera de su camioneta, a los gritos, sin haberles hecho nada”, relató.

A su vez, reconoce haber golpeado la camioneta y subirse al vehículo en el que viajaba. “Se bajan las dos y vienen a insultarme, abro la puerta y la que manejaba me pegó una piña en el ojo, le devolví una cachetada al instante y cuando me quiere sacar del vehículo la separé de los pelos y cerré la puerta. Cuando salimos se quiere colgar de la chata y se pega alto palo”, sostuvo en su relato.

Por último, afirmó: “Me insultaban sin haberles hecho nada […] yo no le hubiera pegado a la chata porque tampoco tendría motivos […] si ella me pedía mi nombre, documento o lo que sea, se lo daba, pero me pegó una piña en el ojo y reaccioné pegándole una cachetada”.

 

Fuente Infomas

Qué opinas?