ActualidadCiudadJudiciales

Avanza hacia la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el pedido de condenar a los policías y civiles absueltos

La Corte Suprema de Justicia de la provincia de Santa Fe aceptó el recurso extraordinario presentado por la querella en la causa de la desaparición de Paula Perassi ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en el planteo contra los cinco policías y los dos civiles absueltos en dos instancias por la justicia provincial.

Cabe recordar que Mirta Rusñisky ( acusada de provocarle el aborto a Paula), el chofer de Gabriel Strumia, Darío Díaz; y los policías Jorge Krenz, Daniel Puyol, Aldo Gómez, María José Galtelli y Gabriel Godoy fueron acusados y absueltos en el juicio oral que se desarrolló en 2019 y confirmado en cámara en 2020. En cuanto a Gabriel Strumia y a Roxana Mitxhl, fueron condenados a 17 años y 6 años de prisión por los delitos de por la privación ilegal de la libertad de Paula Perassi agravada por tratarse la víctima de mujer embarazada.

“Esto se trata de la estructura desaparecedora de San Lorenzo que el antropólogo Juan Nóbile del Equipo de Antropología Forense detalló en juicio. La corte provincial nos rechazó el planteo y por eso vamos a la Corte nacional. Entendemos que ciertas cuestiones tienen que ser interpretadas de acuerdo a esa estructura desaparecedora”, expresó Adrián Ruíz, miembro del equipo que representa a la familia Perassi junto a José Ferrara y Daniel Machado.

El 31 de diciembre de 2020, los jueces Bibiana Alonso, Juan José Mascali y Gabriela Sansó confirmó las condenas de Gabriel Strumia y Roxana Mitchl a 17 años y 6 años de prisión efectiva respectivamente.

Al respecto, la jueza Alonso, expresó entre los fundamentos sobre el crimen sin cuerpo y la estructura descripta por Juan Nóbile, en el cual nueve años después de su desaparición aquel 18 de septiembre de 2011, no ha habido indicios de ella, lo que hace suponer que Paula está muerta y bajo ningún concepto que haya cometido suicidio o se haya ido por sus propios medios. “Nada parece haber quedado del tránsito por esta vida de Paula Perassi. Ello es la prueba contundente del éxito de la empresa criminal, tal como veremos existió y tuvo ese cometido, pues ninguna prueba ha quedado, ni habrá de su tangibilidad física, o de su suerte posterior a la salida de su casa en aquella noche del 18/9/2011”.

La empresa criminal, a lo que la jueza refiere, es a esta ” estructura desaparecedora” planteada por el antropólogo Juan Nóbile, miembro del Equipo de Antropología Forense, durante el juicio oral y traída por la fiscalía y la querella, donde aseguran que para que un cuerpo desaparezca en democracia, debe haber más de un implicado, sino de varias personas que aseguren la impunidad de un crimen, éstas pueden ser policiales, judiciales, económicas. “Para lograr estas desapariciones sí se requiere una estructura que pueden estar vinculadas a distintos ámbitos del poder, en los casos que trabajamos generalmente están vinculadas a las fuerzas tanto de policías provinciales o federales”, había relatado el antropólogo.

En ese sentido la jueza Alonso agregó: “Cabe precisar tal como lo hizo el experto, que la búsqueda de restos óseos, no sólo presupone la muerte de la persona buscada (evaluado por los parámetros de la etnografía sumados al el espacio temporal transcurrido), sino también su desaparición involuntaria. Así lo ha referido el Profesor experto cuando dijo: “Entonces en este camino a despejar el hecho a juzgar, de lo primero que debemos estar seguros es que si los rastros físicos de Paula han desaparecido en el espacio y en el tiempo después de aquella noche que sale de su casa, es porque se realizaron esfuerzos enmarcados en conductas lógicamente humanas dirigidos a borrar todo rastro del delito y de ella en este marco circunstancial“.

La teoría de la fiscalía y de la querella, es que en la desaparición de Paula Perassi estuvieron involucradas más personas, aquellas que fueron llevadas a juicio; es decir: Antonio Darío Díaz, chofer de Strumia quien colabora en el secuestro y en trasladarla a Timbúes donde Mirta Rusñisky le practicó un aborto no consentido. Luego entran en juego los policías; el primero es el ex jefe de la Agrupación Cuerpos, Daniel Adolfo Puyol a quien va a buscar Strumia y presenta ante los padres de Paula como la persona que ayudaría a encontrar a su hija; aunque después y de acuerdo a la hipótesis de la parte acusadora, estuvo involucrado en la desaparición física del cuerpo de la mujer. Luego los policías de la Agrupación de Unidades Especiales Jorge Krenz ( jefe) y de los suboficiales Gabriel Godoy, María José Galtelli y Aldo Gómez fueron quienes colaboraron en el ocultamiento, desviación y falsificación de pruebas. Sin embargo los siete acusados fueron absueltos en dos oportunidades tras el juicio oral, y luego por el Tribunal de Alzada.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadDeportes

Gran Maratón de Boca: ya se encuentra abierta la inscripción

ActualidadPoliciales

Borracho y agresivo fue a reclamarle a su ex pareja pertenencias y dinero

ActualidadPoliciales

San Lorenzo: Un vehículo chocó a una mujer y su hija de dos años

ActualidadCiudadCultura

El grupo El Experimento Teatro estrenará la obra“Las diferentes maneras de dejarse”

Este contenido está protegido