ActualidadJudiciales

“Dany Godoy” quedó preso por 30 días por lavar dinero de actividades ilícitas

Estuvo seis meses escondido tras el homicidio de Marcelo “Coto” Medrano donde está implicado. Fue imputado por comprar dólares provenientes de sus actividades ilícitas, pero no por el crimen. El juez Pérez Urrucho ordenó su prisión preventiva por 30 días-

Daniel Godoy de 49 años, quedó imputado días atrás por una causa de lavado de activos que los fiscales Aquiles Balbis, Luis Schiappa Pietra y Matías Edery venían investigando a raíz de la compra de dólares que Godoy hacía proveniente de actividades ilícitas. Sin embargo, no se lo imputó aún por la causa que los funcionarios del Ministerio Público de la Acusación lo buscaban desde septiembre del año pasado: el asesinato de Marcelo “Coto” Medrano, barrabrava de Newells Old Boys con quien tenían una disputa por territorios para la venta de drogas en el cordón industrial.

Daniel “Dany” Godoy, estaba escondido en una vivienda en Serodino hasta que fue hallado por personal policial por orden del fiscal Aquiles Balbis en una vivienda de calle Libertad al 395 y quedó detenido. El jueves pasado, el juez Gustavo Pérez Urruchu ordenó la prisión preventiva por 30 días a Godoy, quien quedó imputado por haber incorporado al sistema financiero informal dinero en efectivo proveniente de sus actividades ilícitas como cabeza de una organización criminal con base en el norte de la ciudad de Rosario.

En fecha 18 de enero 2021 Daniel H. Godoy cambió billetes de baja denominación por billetes de mil pesos ($1000) -con la finalidad de simular el dinero ilícito precedente. Luego, se comunicó con un hombre a quien tenía agendado como “Amigo Dólares” y dijo que quería comprar 5.800 dólares y le solicito la cotización y luego cerraron la operación en Rosario. Al día siguiente Godoy concretó con la misma persona una operación para la compra de 4441 dólares.

La Fiscalía señala que Godoy es jefe de una organización delictiva que desde el año 2018 sostiene una disputa territorial con Marcelo Coto Medrano en zona norte de Rosario, Granadero Baigorria y Capitán Bermúdez. Ambas facciones pretenden controlar los mencionados territorios y desarrollar diversas actividades delictivas como usurpaciones, robos, amenazas, explotación de puertos secos y otros delitos de competencia federal como el tráfico de estupefacientes. Estas actividades generan un flujo de dinero que Godoy se colocó en el mercado financiero informal.

A Marcelo “Coto” Medrano lo asesinaron el 10 de septiembre en una estación de servicios de Granadero Baigorria cerca de las 23 horas en Eva Perón y Avenida San Martín, donde según la investigación, había tres personas a bordo de una camioneta Eco Sport. Dani Godoy, su hermano Gabriel y Milton B., un policía que cumplía funciones en Aldao quien se acercó al automóvil que conducía Medrano para amenazar a la pareja de éste, que estaba del lado del acompañante mientras los hermanos Godoy buscaron a Coto y le dispararon hasta darle muerte.

Por el hecho, Gabriel Godoy, un policía que se desempeñaba en la URXVII quedó procesado y detenido hasta el mes de noviembre donde recuperó la libertad tras pagar una fianza, luego de que su abogado mostrara fotografías que lo ubicaban a su cliente en un cumpleaños en el horario del homicidio.

El oficial que también estuvo procesado y absuelto en dos oportunidades en la desaparición de Paula Perassi había sido hallado en un predio de Ricardone en donde desmantelaron un puerto seco y un puerto húmedo donde se secuestraron 70 mil litros de gasoil en tanques de diferentes tamaños cuyo origen no pudo ser justificado mediante documentación.

En tanto Milton B., también se encuentra procesado por el homicidio de Medrano por los delitos de homicidio doloso y abuso de arma de fuego y se encuentra en prisión preventiva.

Coto Medrano y Daniel Godoy eran amigos de la infancia; se criaron juntos en la zona norte de Rosario cerca de La Florida, pero el negocio del narcomenudeo los enfrentó, al punto que los tiroteos entre miembros de la banda eran comunes en los últimos dos años.

El 1° de agosto de 2020, desconocidos dispararon contra la vivienda de Gabriel Godoy en Fray Luis Beltrán, sin provocar heridos mientras el policía descansaba con su familia. Godoy señaló que sabía de ” dónde venía la mano” y apuntó contra Medrano. Incluso por esos días, la familia se mensajeaba a través del whatsapp advirtiendo el temor que tenían temor por represalias del lado de la familia Medrano ante el atentado que terminara con la vida de Coto Medrano, estas conversaciones fueron halladas en el celular de Diego, hermano de Gabriel y Daniel, que fue secuestrado y peritado. Incluso se conoció que también habían recibido amenazas de muerte a la madre de los hermanos: “Rata tratá de salir de la cueva. Sacá los muebles de tu casa y pagá lo que debés. Si no te quemamos a tu familia junto a tus tres hermanos. Y decinos dónde tenés los búnkers”.

Los fiscales por estas horas buscan información en un celular que fue hallado en la finca de Serodino perteneciente a Godoy para sumar evidencia que lo implique en el crimen de Medrano, y podría ser reimputado.

Qué opinas?

Artículos relacionados
JudicialesPolicialesPortada

Horror en Puerto Gaboto: Cuatro hermanas denunciaron a cuatro familiares por abusos sexuales reiterados

ActualidadPortada

El ministerio de trabajo dictó la conciliación obligatoria con Buyatti

ActualidadDeportesInternacionalPortadaProvinciaRegión

Central y Newell´s en la Copa Sudamericana 2021: Rosario siempre estuvo cerca

ActualidadRegión

Informan cortes de luz para Aldao y Timbúes este domingo

Este contenido está protegido