ActualidadJudicialesPortada

El valiente testimonio de Gimena tras la sentencia a 20 años a su padre

“Esto no va a reparar nada de lo que pasó, son heridas que no se cierran nunca más, pero va a reparar en tranquilidad”

Gimena escucha el fallo abrazada a su hermana Brenda, unidas no solo por el amor de hermanas sino por el espanto. Ambas fueron abusadas sexualmente y sometidas por Carlos Bernabé Vera, un albañil de 52 años que ultrajó a su hija biológica y a su hijastra de todas las maneras posibles.

El fallo que dictaron los jueces Eugenio Romanini, Griselda Strólogo e Ignacio Vacca a 20 años de prisión efectiva (la condena máxima prevista para estos casos), viene a reparar un poco el daño causado por un hombre que le arruinó la infancia y la adolescencia a Gimena, y al hijo que tuvieron ambos, que, con apenas cinco años, sufrió demasiado con su cuerpo, todas las vejaciones de su padre, quien a la vez es su abuelo.

“Estoy tranquila, saber que son 20 años, en una justicia que estuvo muchas veces ausente, ahora voy a poder vivir con mis hijos tranquila, sabiendo que no él no va a estar en la calle, que no le va a pasar a nadie más y sentir que se terminó una parte, algo que nos costó muchísimo.” sostuvo Gimena, quien empoderada pudo dar un mensaje a todas las mujeres que viven situaciones semejantes y también a los hombres:

“Somos todos iguales, y no por ser varón hay que hacerle esto a las mujeres, o que las mujeres quedemos vulnerables. Esto va a reparar en tranquilidad, ver que nadie me esté persiguiendo, amenazando, torturando, pero no va a reparar nada de lo que pasó, son heridas que no se cierran nunca más. Tengo la tranquilidad de saber que la justicia me acompañó, me escuchó, que junto con el equipo de género de Capitán Bermúdez estuvimos hasta el final a pesar de todas las amenazas y de todas las puertas que nos cerraron y que pudimos abrir con la verdad”.

No fue fácil para Gimena atravesar todo un proceso judicial desde que se animó a denunciar a su padre; sin el apoyo familiar, que, a excepción de su hermana, le dio la espalda, incluso su madre biológica, a quien la víctima prefiere llamarla por su nombre porque no le perdona no haberla apoyado en toda esta instancia.

Bianca y Gimena, unidas por el mismo dolor

Tanto el caso de Gimena, como el de Bianca, tuvieron varias similitudes: ambas mujeres fueron abusadas desde niñas por su padre biológico, ambas fueron madres y tuvieron que resolver esa situación de la maternidad con todo el peso emocional que eso lleva. Gimena decidió seguir siendo la mamá y hermana del niño, mientras que Bianca lo dio en adopción a otra familia con la que la niña es feliz. Ambas decidieron afrontar el proceso judicial contra sus padres, aunque si bien la condena fue la misma (20 años), Bianca tuvo el acompañamiento de su mamá y de sus hermanos que fueron pilares fundamentales en su vida, mientras que Gimena quedó sola con una de sus hermanas, porque su familia la enfrentó, la agredió y la violentó por haberse animado a hablar, a salir de ese círculo del infierno que significaba ser sometida una y otra vez por su padre.

“Desde el momento en que vi el caso de Bianca con mucho respeto la nombro, sentí que ella no se quedó con la carga de un chico, a mí me toca tener que darle explicaciones en no mucho tiempo, por eso no me dejó tan conforme esto, porque mi nene tiene cinco años y cuando salga va a ser joven, me queda tener una charla pendiente con él. Quiero darle fuerzas a Bianca por haber hecho lo que hizo, que fue mostrar su verdad y hacer lo que correspondía” expresó Gimena, quien dejó un mensaje a Bianca y a todas las mujeres que padecen violencia machista.

“Espero que las leyes cambien, que sean más duras, más estrictas, que sean más valoradas. Esto no tiene vuelta atrás, ellos tienen la posibilidad de salir y nosotras no podemos salir porque vivimos en una prisión en el sentimiento, atrapadas en un mundo que nadie nos saca, no podemos salir de ahí, porque es muy doloroso el día a día”, analizó la víctima.

“Quiero felicitarla (a Bianca), me gustaría poder charlar con ella y con todas las chicas que están pasando por esto porque es muy duro porque yo lo pase y no es fácil, pero que lo intenten, porque la justicia nos demostró que nos escucha y espero que sea así con las demás. Les pido que no se dejen someter, que no se lo merecen, que nadie disfrute de su sufrimiento, porque ellos lo disfrutan, y esto te daña para toda la vida, somos mujeres que podemos salir adelante; más allá de cualquier color de pañuelo somos mujeres y nacimos para salir adelante, no abandonar, si sos mamá que pienses en tus hijos, que no hay vuelta atrás; en el cajón ya nadie te levanta. Que sean fuertes por sus hijos. Nadie como la mamá los va a cuidar, les digo a las mujeres que hablen”, cerró emocionada.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadProvincia

Este miércoles se informaron 2301 casos de Covid - 19 y 24 fallecimientos en el territorio provincial

ActualidadRegión

Se agudiza la bajante del Paraná y continuará por varias semanas

ActualidadGremiales

Aceiteros piden reanudar la discusión paritaria de este año

ActualidadGremialesRegión

El Sutravip realizará testeos a afiliados para prevenir el Covid

Este contenido está protegido