ActualidadDeportesEntrevistaInternacional

Entrevista a  Daniel Carnevali – ex Arquero de Central, Selección Argentina  y UD Las Palmas: “Terminamos conformando una muy buena plantilla que tuvo la gran posibilidad de hacer unos años de historia”

Por Nicolás Urbinati  (Corresponsal en España)-  Como parte de la fabulosa visita al club Unión Deportiva Las Palmas  y en la Oficina de la  Productora Audiovisual que la propia entidad posee en el moderno, coqueto y espectacular  Estadio Gran Canaria – posible sede de la Copa del Mundo de España 2030-,   El Deportista se dio el gusto de entrevistar  al rosarino Daniel Carnevali,   el ex arquero  de Rosario Central  (campeón del Metropolitano 1980) y  Selección Argentina – jugó el Mundial de Alemania 1974-   quien  a base de memorables actuaciones se transformó en  uno de los máximos  ídolos  y actual Embajador de la UD.   

Lleva ya muchos años residiendo en Las Palmas de Gran Canaria pero, ¿cómo es su día a día en la ciudad y su labor en la Unión Deportiva Las Palmas?

DC –Hace mucho tiempo que estoy viviendo en Las Palmas y en mi día a día actual tengo un Club Deportivo, que lo llevo con mi hijo, compuesto por 14 equipos, que van desde los 4-5 años hasta los 18, más el Femenino que se sumó este año y este proyecto conlleva bastante tiempo porque intentamos transmitir nuestras experiencias y vivencias en esta disciplina al Fútbol Base, que es la intención principal de la institución. Con la Unión Deportiva Las Palmas siempre estuve vinculado de una manera u otra, entrenando a los porteros, siendo Delegado del equipo o Segundo Entrenador, y en este último año que se consiguió el ascenso a Primera División, tuve la suerte de ser nombrado como Embajador del Club. Sinceramente es algo que me puso muy contento y orgulloso porque es un cargo de mucho valor en la Isla y más para alguien que no nació en ella. Siempre tuve una gran relación con la afición, con la Directiva del Club y especialmente con el Presidente, con el que mantengo buena afinidad.

 ¿Qué recuerdos tiene de sus inicios como profesional en el fútbol argentino, saliendo de Central y pasando por Atlanta y Chacarita Juniors?

DC – Me costó un poco el inicio, la verdad. Vivía en una zona alejada de la ciudad pero gracias especialmente a mi padre que me llevaba a jugar los torneos de baby – fútbol a muchas partes de Rosario, siendo que trabajaba de 6 a 14  y hacía horas extras en un taxi porque la situación económica de ese entonces no era tan fácil, tuve  la posibilidad de continuar formándome como jugador. Estando en el colegio me vinieron a buscar de Morning Star, donde pasé por  todas las divisiones amateur del club hasta que en 1963 surgió la posibilidad de hacer, con otros compañeros, una prueba en Rosario Central donde quedamos. Con Jim Lópes como entrenador y jugadores como César Menotti, Marcelo Pagani y Miguel “Gitano” Juárez entre otros, terminamos conformando la primera Tercera División Campeona de Central en 1964. Toda la etapa base allí fue muy buena porque estuve en todas las categorías, en algunas salíamos campeones porque contábamos con buenos planteles, hasta que llegó la parte profesional de Primera División, que ahí fue más complicado ya que Edgardo Andrada era el  arquero titular y de mí decían que no tenía experiencia.  En 1969 surgió la posibilidad de pasar a Atlanta y allí se abrió una gran puerta ya que jugué en Primera, fui citado para la Selección Argentina Juvenil y luego  para la Mayor, y en el 73 se hizo la transferencia para venir a jugar a España con la UD Las Palmas.  

Precisamente, ¿cómo se produjo ese pase a Las Palmas, teniendo en cuenta que en esa época no era tan sencillo  lo de ir a jugar a Europa?

DC – En ese momento Las Palmas tenía la necesidad de contratar a un Portero y fue precisamente un arquero del club, Antonio Betancort, el que viajó a Buenos Aires y se instaló en Ezeiza, donde estaba entrenando la Selección Argentina. Viendo los entrenamientos y partidos de ella, se decidió por mi persona y así fue la manera que tuve de venir a la Unión Deportiva.

“Argentina siempre tendrá un buen nivel futbolístico y será una fábrica de jugadores para exportar”

 Fue pieza clave de una época dorada para la UD Las Palmas, ¿qué recuerdos tiene de esa etapa?  

DC–  El balance particular lo tengo bien en claro. Año tras año jugadores que veníamos de la Selección Argentina, junto a destacados valores locales, nos incorporábamos a un equipo que venía bastante hecho, era la base del Juvenil que se había consagrado Campeón en España, y así terminamos conformando una muy buena plantilla que tuvo la gran posibilidad de hacer unos años de historia. Hubo bastantes momentos para recordar  ya que el equipo siempre estuvo ahí en mitad de tabla, a veces intentando mantener la categoría, como cuando nos salvamos ante el Celta de Vigo en el último partido, y el otro fue el año de la Copa. Con el cambio de Entrenador, llegada de Miguel Muñoz,  hicimos un gran torneo, terminamos 4tos en la Liga, y  arribamos a la Final de la Copa del Rey 1978 ante el FC Barcelona, habiéndole ganado a grandes equipos.

Qué recuerdos tiene de esa etapa de compartir plantel con “Quique” Wolff, Miguel Brindisi, Carlos Morete?

DC- Solamente tengo palabras de halago para  ellos porque fueron jugadores que demostraron que futbolísticamente tenían un  gran nivel, tanto en Europa como en Argentina,   y así lo hicieron cuando jugaron en Las Palmas. Tal es así que dejaron un recuerdo imborrable en el club.

Carnevali, encuadrado como uno de los grandes ídolos de la UD

De su etapa en Las Palmas, regresó a  Argentina y a Central. ¿Qué sensaciones le generó ese retorno y le provoca Central?

DC- Siempre digo que en Central pasé todo, de la Primera Local a Primera División, volví al club luego de muchos años y salimos Campeones del torneo Nacional 1980.  Es el equipo donde nací futbolísticamente; iba colgado a los pantalones de mi padre a ver los partidos cuando por ahí no me quería llevar  y a jugadores a los cuales veía en la cancha,  después tuve la suerte de compartir vestuario  y eso era algo que me generaba un respeto impensado. Sinceramente de Central tengo grandísimos recuerdos, solamente un punto que puede ser negativo fue el hecho de no tener la posibilidad de haber sido Titular en el equipo antes de irme a otro club en Buenos Aires.

 ¿Sigue la campaña del equipo en la actualidad?

DC- Cuando puedo sigo algunos partidos de Central por televisión, entre ellos el reciente clásico con Newell´s, pero veo a un equipo que lucha por estar de mitad de tabla para  arriba, como lo viene haciendo en los últimos años .

¿Y al Fútbol Argentino cómo lo ve?

DC- Creo que Argentina siempre tendrá un buen nivel futbolístico y será una fábrica de jugadores para exportar, más allá del estilo de cada Entrenador, aunque a veces eso es un problema para el país porque se sabe que por  el tema económico esto último es más rentable. 

“De Central tengo grandísimos recuerdos”

¿Cómo se vive el Derbi Canario  y qué similitudes encuentra, por ejemplo, con un Central – Newell´s?

DC- El derbi entre Las Palmas y Tenerife es un partido en el que las dos aficiones tienen el gran deseo de  querer ganar pero, principalmente, por encontrarse en diferentes Islas no cuenta con la gran pasión e idiosincrasia que pueden llegar a tener un Central – Newell´s, River vs. Boca e Independiente – Racing en Argentina.

Por último, ¿qué le gustaría que le deparara el  futuro cercano?

DC- De momento, continuar con  lo que estoy haciendo. Gracias a Dios la vida me permite estar en el día a día, que a eso lo agradezco, seguir con mi club y disfrutar de esta gran posibilidad que me dio la Unión Deportiva Las Palmas de tener ese cargo que hace que uno empiece a vivir el Fútbol mucho más de cerca.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPoliciales

Incendio destruye habitación en una vivienda de Puerto San Martín

ActualidadPortadaProvincia

Pullaro y Puccini en el Ministerio de Economía de Nación, con agenda productiva

ActualidadPoliciales

La detuvieron por ingresar a un domicilio y tenía pedido de captura

ActualidadPoliciales

Detuvieron a un hombre con un microondas presuntamente robado