ActualidadJudiciales

Juicio contra abusador sexual: “De los 11 a los 21 la víctima sufrió 104 abusos por año”

Lo expresó el fiscal Juan Carlos Ledesma en el cierre de sus alegatos en el juicio oral contra Enrique Pochón, un hombre que abusó de su hija desde los 8 años hasta sus 21 y que la dejó embarazada. Pidió 30 años de prisión basándose en todos los años de sufrimiento de la víctima.

El último día del juicio oral contra Enrique Pochón fue una jornada tensa marcada por el cansancio de la víctima y de su familia, luego de ser aplazado en dos oportunidades el debate y la presentación de testigos debido a inconvenientes que presentaron los jueces del tribunal. Así llegó la última instancia, previa a la sentencia que será este martes a las 8.45 horas donde se leerá el fallo.

En la sala de audiencias, estaban presentes la víctima junto a sus familiares, pero en la fila detrás estaba su abuela paterna y madre del acusado junto a otro familiar, que no se dirigieron la palabra en ningún momento.

El fiscal Juan Carlos Ledesma cerró sus alegatos haciendo un relato de todo lo que declaró la víctima en el primer día del juicio; desde el primer abuso a sus ocho años en el baño de la vivienda de calle Chubut 64 en Capitán Bermúdez, y de cómo estos fueron de menos intrusivos a más, mientras ella iba creciendo. Estas vejaciones se iban produciendo con más frecuencia en sus últimos años. Primero en su infancia, cuando compartían vivienda junto a sus abuelos, pero luego incrementándose cuando se mudaron a un local en el mismo terreno que sus abuelos paternos. Agregó el fiscal que cuando la niña cumplió 11 años, los abusos dejaron de ser simples tocamientos y hubo acceso carnal.

“El día que no estaba mi mamá yo sabia que me tocaba, aseguró B., cuando declaró. Ésto es un aprendizaje que ella incorporo a lo largo de más de diez años de su vida. El tema era saber qué era lo que le tocaba cuando no estaba su mamá. No le tocaba un acontecimiento grato, le tocaba ser abusada por su padre”, expresó Ledesma.

También el fiscal hizo un cálculo impactante de la cantidad de abusos que podría haber sufrido la víctima durante sus trece años: “De los 11 a los 21 donde los abusos eran más de una vez por semana, tomando la cantidad mínima de dos abusos por semana podemos hacer un cálculo de 104 abusos por año, y multiplicado por más de diez años que sufrió abusos hasta los 21 nos arroja una cantidad de mas de 1.000 abusos”. También recordó cuando a los 14 años la víctima quiso rebelarse contra su padre y decirle que iba a contar lo que le hacía y éste reaccionó poniéndole un cuchillo en su cuello y amenazándola de muerte a ella y a su familia”.


Ledesma retomó las palabras de la víctima cuando dio a luz a una bebé fruto del abuso de su padre: “No sabía si era mi hermana o mi hija”. El fiscal observó que parir un hijo, que a la vez era de su padre, le produjo una gran conmoción y lo contó como si hubiese sido el peor día de su vida, porque además la joven tuvo que darle un nombre, su apellido y realizarle el documento, antes de darla en adopción.

“La pregunta que cabe hacerse es si es creíble el relato de Bianca. Hay elementos que permiten que sea creíble y eso fue corroborado por la psicóloga Lorena Recchio quien entrevistó a la víctima y señaló que su relato era verosímil”, sostuvo el fiscal quien por otra parte refutó las declaraciones del psicólogo forense Emiliano Torres quien realizó la evaluación psicológica de Pochón durante tres horas a través de cuatro tests psicológicos para analizar su personalidad que le permitió concluir que el acusado no presenta características psicóticas ni perversas, sino neuróticas y que su relato era verosímil.

“Pochón le contó que había tenido un encuentro sexual con ella cuando ya era mayor y que quedó embarazada donde nació una niña. Y el psicólogo expresó en este juicio que pudo constatar la figura psicológica que se llama incesto consentido, y que dijo textual que esa figura apenas la tocó Freud en su momento y que era debido a una falla de la cultura, porque en la construcción subjetiva del señor Pochón que se da en los primeros diez años de vida del acusado no le enseñaron (su familia) sobre la prohibición del incesto. Para el señor Pochón estaba dentro de la normalidad tener relaciones con su hija”, expresó el fiscal quien agregó: ” Esa figura de la que habla el psicólogo, él mismo dice que apenas la había trabajado Freud el padre de la psicología en su momento pero él si lo pudo constatar en tres horas con cuatro tests psicológicos”, advirtió Ledesma.

“Me llama la atención que el psicólogo haya constatado algo que Freud apenas pudo tratar, y el desempolvó esa figura psicológica con cuatro tests. Ese testimonio es de muy baja calidad y roza la mala praxis”, concluyó el fiscal quien confirmó su solicitud de una condena de 30 años de prisión efectiva para Pochón por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal doblemente agravado, lesiones leves calificadas, por las circunstancias en el tiempo y en el sometimiento de la víctima, donde Pochón se aprovechó de la convivencia con la hija. Este martes a las 8.45 horas será la sentencia.


Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadJudiciales

Femicidio: "Carolina no quería que Luis vaya a visitarla al hospital"

JudicialesPortada

Para el fiscal la muerte de Carolina no fue un accidente doméstico y que la roció con nafta y la prendió fuego

ActualidadCiudad

Entregaron ayudas económicas a clubes de la ciudad

ActualidadPolicialesRegión

Incendiaron un taxi en Capitán Bermúdez

Este contenido está protegido