ActualidadGremiales

La Cámara Aceitera aclaró que no solicitó la conciliación obligatoria contra el paro de aceiteros por la ley Bases

La Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) desmintió haber solicitado la conciliación obligatoria en el día de ayer en que los trabajadores nucleados en el SOEA y en la Federación anunciaran un paro en rechazo de la ley de bases que se debatió ayer en Senadores.

Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara, aclaró que fue la Secretaría de Trabajo de la Nación, la que intervino dictando la conciliación: » El Gobierno dictó unilateralmente la conciliación obligatoria antes del inicio de la paralización de actividades de los dos gremios aceiteros y fue acatada plenamente tanto por SOEA como por la Federación».

«En segundo lugar la eliminación del capítulo específico de impuesto a la ganancias en la ley fiscal en el día de hoy a la mañana este es claramente un alivio para los sindicatos y para la industria, así que ahora queda la tarea de trabajar en la Cámara de Diputados» añadió.

Y agregó: «La visión de la industria es que no tienen ningún sentido paralizar las actividades de la industria cuando la industria aparte acompaña las gestiones en el Congreso que es el ámbito natural donde se tienen que hacer esas gestiones y no paralizando la industria»

ENOJO ACEITERO

Ayer por la tarde, desde el Sindicato de Trabajadores y Obreros Aceiteros del departamento San Lorenzo, se mostraron molestos con la decisión de no poder llevar a cabo la paralización de las industrias agroexportadoras, como lo habían anunciado previamente.

En un comunicado enviado ayer por la tarde, el SOEA manifestó su enojo por la conciliación:

«La Comisión Directiva y el cuerpo de delegados del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros Dpto. San Lorenzo informa mediante el presente a todos sus trabajadores/as afiliados y encuadrados en el CCT 391/04 y 663/04E, que habiéndonos notificado el Ministerio de Capital Humano, de una conciliación obligatoria hemos respetado la resolución tal como establece la ley.
Ahora bien, el pedido de conciliación obligatoria, que podríamos llamar «preventivo» ante la medida de fuerza que esta entidad gremial había anunciado ha sido solicitado por el sector empresario.
No tenemos dudas que el sector empresario puede solicitar medidas como la conciliación obligatoria y más cuando el mando del gobierno se encuentra del lado de quienes no tienen como ideología la defensa de los derechos de los trabajadores/as.
Sabemos que por estas horas en el Congreso Nacional se debate una ley «anti- obrera», «anti-derechos laborales», una ley que viene a arrasar con derechos ganados luego de luchas de los trabajadores. También se debate una ley que volverá a incorporar el impuesto a las ganancias a los trabajadores.
La contradicción de la contradicción misma….
un grupo de empresas que solicita una conciliación obligatoria para no perder ingresos,
un grupo de empresas que evidentemente necesita del trabajo obrero para producir riquezas,
un gobierno que exprime a los obreros porque necesita ingresos y que piensa que el trabajo es riqueza.
Obreros cada vez mas oprimidos económicamente retrocediendo en derechos ganados, en salarios justos y cada vez más empobrecidos
Compañeros: nuestra posición es y será la misma de siempre, defenderemos los derechos de los trabajadores, el valor del trabajo y el salario no es ganancia».
Por último queremos que informar que seguiremos en el plan de lucha en contra de la Ley Bases y en contra de la implementación del impuesto a las ganancias. El salario y las condiciones y derechos laborales de nuestros afiliados/as serán siempre la bandera que tendremos en alza dando la lucha permanente», señalaron.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPoliciales

Incendio destruye habitación en una vivienda de Puerto San Martín

ActualidadPortadaProvincia

Pullaro y Puccini en el Ministerio de Economía de Nación, con agenda productiva

ActualidadPoliciales

La detuvieron por ingresar a un domicilio y tenía pedido de captura

ActualidadPoliciales

Detuvieron a un hombre con un microondas presuntamente robado