ActualidadJudiciales

La defensa del imputado que arrolló y mató a Santiago Leguizamón solicitó que lo trasladen a un penal seguro

La defensa de Paulo Antonio Maggioni, el joven condenado a cuatro años  de prisión efectiva por atropellar y matar a Santiago Leguizamón en un accidente de tránsito ocurrido en enero de 2017, solicitó una medida cautelar para preservar la seguridad del imputado y las condiciones en las que se encuentra detenido. El planteo ante el juez Juan José Tutau busca remediar las condiciones inhumanas en las que se encuentra detenido 

Se trata de una medida cautelar no innovativa en relación al traslado de Maggioni desde la Alcaidía de la URXVII de San Lorenzo a la Alcaidía II de Rosario, donde está aislado en una burbuja junto a otros detenidos por protocolo contra el COVID19, sin tener contacto con su familia que intentó visitarlo y llevarle alimentos y no los dejaron ingresar.

El Dr. Gabriel Filippini solicitó al juez Tutau que se traslade al joven a un pabellón policial, donde no tenga contacto con presos comunes y que tenga acceso a un gabinete psicológico que lo asista: “Fundamentamos que debido al estado de hacinamiento de las cárceles y donde hay una situación de  <contaminación carcelaria> Maggioni fue condenado por un delito de homicidio culposo y consideramos que ese cumplimiento de condena debe darse dentro de condiciones en las que se evite la llamada contaminación carcelaria. Este traslado generó un grave impacto a los familiares, que no fueron notificados y a su hija que está siendo asistida por una psicóloga que se encuentra  muy angustiada porque no sabe donde está alojado su padre y cuando va a poder verlo”, argumentó el letrado.

Este pedido, tiene relación al habeas corpus presentado ante la justicia de San Lorenzo por el Servicio de Defensa Penal de la provincia en el cual se solicita que se dispongan los medios necesarios para la seguridad y sanidad de los detenidos en la Alcaidía de la Jefatura de la Unidad Regional XVII y de las comisarías que dependen de esta Jefatura.

Maggioni lleva cumplidos un año y seis meses de condena, de los cuatro años que el juez Tutau ordenó por un hecho de homicidio culposo donde murió Santiago Leguizamón, un joven de 18 años que circulaba en moto por calle 3 de febrero y Avenida San Martín en San Lorenzo el 22 de enero de 2017 cuando colisionó con una camioneta Renault Traffic que era manejada por el imputado, quien luego de siniestro, pasó con su vehículo por el cuerpo del joven y se dio a la fuga. Además tenía un nivel de alcoholemia superior a los 0.5 gramos por litro de sangre. Santiago murió 44 días después en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria a raíz de las lesiones. 

La fiscalía no se opuso a la petición de la defensa e incluso apoyaron el pedido entendiendo que Maggioni “tiene el derecho de recibir o percibir un tratamiento en el penitenciario como corresponde, no nos vamos  a oponer a que se tomen medidas a través del hábeas corpus y la solicitud de dónde se encuentren los imputados que  es un derecho”, expresó la fiscal Melisa Serena.

El juez Juan José Tuatu explicó que el alojamiento de los detenidos  es materia del Servicio Penitenciario, pero que “ no está demás reforzar que debe cumplir condena de un régimen penitenciario con un equipo interdisciplinario de acompañamiento” por lo cual resolvió enviar un oficio a través de la Oficina de Gestión Judicial para que el Servicio Penitenciario provincial precise en qué condiciones se encuentra el lugar de alojamiento del joven y en segundo lugar, se solicite el traslado a un penal policial donde no tenga vinculación con presos comunes: “ de acuerdo a la naturaleza del delito que es culposo, lo lógico sería que no esté con presos comunes. La Alcaidía no es un lugar de cumplimiento de pena, se utiliza como un penal transitorio y se encuentra superada su capacidad”, agregó el magistrado.

Gesto maternal 

Entre los presentes en la audiencia, se encontraba  el papá de Paulo Maggioni y la pareja del joven, pero también acudió Laura Junco, la mamá de Santiago Leguizamón quien tuvo un gesto similar de calidez hacia el imputado al acercarse al muchacho y brindarle unas palabras: “Cuidate y que te cuiden” le expresó al imputado a lo que él le respondió que nunca iba a poder entender el dolor que sufría la mujer al perder a su hijo.

“Santiago está en el cementerio y no lo puede cuidar nadie, si yo no cuido a los que estamos, quien los cuida”, señaló Laura quien desea seguir adelante junto a su familia y poder elaborar el duelo por la pérdida de su hijo: “Justicia no es venganza, perdonar no es olvido, continuar en paz es amor, por siempre Santi”, escribió su mamá.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPoliciales

Un niño de 4 años cayó en un pozo y se salvó de milagro

ActualidadCiudadPolítica

Eduardo Ros y el traferrismo juntos para oponerse a Raimundo en las próximas elecciones

ActualidadCiudadPoliciales

Atraparon a dos robacables en San Lorenzo

ActualidadCiudad

Covid-19: Continúa la vacunación en el Hospital Granaderos a Caballo

Este contenido está protegido