ActualidadCiudad

Una patota golpeó salvajemente a un joven sanlorencino

Juan tiene 19 años y fue brutalmente golpeado por cuatro jóvenes a la salida de una fiesta. Le pegaron golpes de puño y patadas en el cuerpo y la cabeza, provocándole lesiones de las que aún se recupera.

El salvaje ataque ocurrió en la mañana del miércoles cuando salían de una fiesta en un local cercano a la entrada de Ricardone, tras la fiesta de graduación del Colegio San Carlos realizada en Rosario. Liliana, la mamá de Juan, relató a Pregón el episodio asegurando que lo hace público para que estos chicos no vuelvan a cometer semejante acto.

Según lo detallado por Liliana, su hijo se encontraba en la fiesta a la que junto con sus amigos había asistido luego de la graduación del Colegio San Carlos. Allí, ya finalizando el encuentro, se le acerca otro joven y le dice: «me estás mirando mal, me estás bardeando» a lo que Juan responde: » nada que ver, no te conozco». Luego, se repite la escena y «así sin mediar palabra, le pega una trompada. Los separan y queda la cosa ahí», cuenta la mujer.

Al terminar la fiesta y no consiguiendo taxi, Juan y sus amigos se vuelven caminando por la ruta AO12 y a la altura de la estación de servicio de Arroyo, para el auto de otro amigo que los iba a llevar. «Adelante para otro auto, del que se bajan cuatro chicos, entre ellos Isaías S. y lo empiezan a increpar a Juan y vuelve con lo mismo: que lo miraba mal, que lo bardeaba y mi hijo le vuelve a decir lo mismo: que no los conoce».

En ese momento, comienzan a pegarle entre todos, golpes de puño en la cara. Mi hijo y los amigos no atinan a nada porque realmente no saben pelear. Es la primera vez que nos pasa esto. En un momento lo empujan, lo hacen caer al piso y ahí le empiezan a pegar patadas», relata angustiada, Liliana. «Gracias al hermano de uno de los chicos que le estaba pegando que lo levanta del piso dejan de pegarle porque si no, yo creo que el destino de mi hijo hubiese sido otro, podría haber sido una catástrofe. Pensá que tenía cuatro personas pegándole en el cuerpo y en la cabeza y gracias a este chico y a otros que empezaron a meterse y a sacarlo le dejan de pegar», asegura.


La mujer contó que fue a hablar con los padres de todos los chicos que agredieron a su hijo y que decidió hacer público el suceso porque le «pareció totalmente cruel lo que hicieron , de personas que en ningún momento valoran la vida. Fue muy doloroso ver a mi hijo así. Lo podrían haber matado, como mamá tengo un dolor enorme. Mi hijo no se mete con nadie, no pelea, ni siquiera en ese momento de extrema gravedad atinó a defenderse».

«Le pegaron porque no les gustó la cara o porque tenían ganas de pelear, encima de la forma que lo hicieron , cuatro contra uno. Es una situación de mucha crueldad. Lo hago público por lo que podría haber pasado. Nosotros somos una familia de trabajo, no andamos por la vida peleando, y para evitar que esto siga pasando. Lo podrían haber matado. Estos chicos no es la primera vez que lo hacen y eso quiero evitar, que no le pase a otro chico lo que le pasó al mío», concluyó Liliana.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPoliciales

Más "robacables" detenidos en San Lorenzo

ActualidadGremiales

Coronavirus: "Dos de cada tres fallecidos eran no vacunados"

ActualidadRegión

Puerto: Entregaron el auto 0 kilómetro a la ganadora del sorteo del Día del Empleado Municipal

CiudadPortada

El Centro Comercial a Cielo Abierto crece y se expande en barrio Díaz Vélez

Este contenido está protegido