ActualidadJudiciales

Uno de los policías imputados habló y explicó su versión de los hechos

Los abogados de los cuatro policías detenidos e imputados por homicidio, sostuvieron que no existe un nexo entre la muerte de Maximiliano Heredia y el accionar policial. También hablaron dos de los cuatro agentes quienes se despegaron de las acusaciones de la fiscal Serena.

La defensa de los policías imputados por homicidio preterintencional se opuso a dicha calificación y solicitaron la libertad de sus clientes. Todos coincidieron en que al no estar clara la mecánica del hecho, no podía achacárseles la muerte de Heredia. Incluso expresaron que los informes preliminares de la autopsia del joven fallecido, arrojaron que no fue una muerte violenta, sino que no era posible determinarse al momento.

El abogado del suboficial Walter Acuña, Mariano Scaglia expresó que no hay responsabilidad alguna del personal policial en la muerte de Heredia, “es público que Heredia se resistió, es lógico el uso proporcional de la fuerza, se trata de personal que estaba armado, que puede usar algún tipo de macana o algún medio tecnológico para reducirlo y sin embargo la única fuerza aplicable fue la humana. Ante la exaltación se lo reduce y se lo lleva a la caja, es claro que era una persona que consumía estupefacientes, había dos sobres con cocaína en el bolsillo de Heredia y quería comprar alcohol, se encontraba en un estado de exaltación”.

“El agujero negro que se produce entre el traslado y la llegada al hospital, la fiscalía es poco clara o pierde la objetividad, porque fue trasladado, tampoco explicó la fiscalía quien es autor o partícipe del hecho”, agregó Scaglia.

“Primero tiene que haber un homicidio, si nos basamos en el informe de la autopsia, cuando un médico diagnostica muerte indeterminada, no hubo elemento alguno que hace presuponer que hubo muerte violenta”, aseveró Scaglia quien alegó que Acuña llegó posteriormente al hecho donde Heredia estaba reducido: “supuestamente hay un golpe de puño del mismo, Acuña me dice que no hubo ningún golpe, habría que ver si ese golpe de puño puede causar la  muerte de una persona, tampoco que queda claro en carácter de qué está Acuña, si es autor o participe del hecho, y si como resultado de ese golpe dio la muerte dolosa o preterintencional”, añadió el defensor quien solicitó como alternativa a la detención, la garantía de su madre y una caución de 50 mil pesos.

Fue el suboficial Rodrigo González quien tomó la palabra y relató su versión de los hechos: “Me encontraba manejando en la unidad cuando solicitaron colaboración, cuando arribo al lugar el masculino se encontraba reducido; me dijeron q necesitaban traslado, mi compañero lo cargó en la camioneta lo cargamos y nos retiramos del lugar. No estuvimos más de un minuto o dos en el lugar. Me pidió que traslade al comando, el muchacho estaba exaltado, en el trascurso del camino observo que mi compañero me hace señas y me dice mirá que está respirando mal. Llegamos al comando y le decimos a la oficial de guardia para trasladarlo al hospital y le dije que está respirando mal, bajé al hospital, le di aviso a la recepcionista y lo cargamos nosotros en la camilla, lo ingresamos nosotros, los médicos tardaron en llegar, le sacamos las esposas, nos fuimos afuera, ahí llegaron los superiores y todo lo sucedido.”

La defensa de González, el Dr. José Nanni señaló que no hubo intención de causar la muerte del joven. “No se pudo acreditar la causal de muerte y si tuvo un nexo directo respecto al accionar del autor o de los autores, porque todavía no se han podido determinar la división de esos roles y si es que hubo golpes, quien realizó esos golpes y si esos golpes fueron causales de la muerte del señor Heredia”.

“Tampoco sabemos si existieron golpes. De haber existido un golpe con la entidad suficiente para causar el resultado muerte debió haber sido consignado en la autopsia, pero no fue así” indicó.

Y agregó: “Tenemos acreditado, que Heredia hizo una fuerte resistencia a ser detenido, demorado, que fue una persona que fue la que solicita la intervención policial mediante ademanes, signos que hicieron que los móviles detengan su marcha y que Heredia se dio a la fuga; tenemos acreditado el uso de estupefacientes y tenemos acreditado que un testigo que Heredia estaba muy descontrolado y que no lo podían sostener entre dos policías”.

Pero Nanni cuestionó además ciertos procedimientos que realizaron en momentos posteriores al ingreso de Heredia al Hospital Granaderos a Caballo: “Ingresa con vida y es estabilizado. ¿Estaba Heredia en condiciones de ser trasladado en condiciones a ser trasladado a más de 50, 60 km de distancia o se debió haber esperado a que sus signos vitales se terminaran de estabilizar? No estuvo ni dos horas en el Hospital, no estaba en condiciones de subirse a una ambulancia y no obstante lo trasladaron a 60 km a Cañada de Gómez”.

El defensor ofreció una caución de 50 mil pesos como alternativa a la detención de González, la prohibición de contacto con familiares y el ingreso a la ciudad de San Lorenzo; firma semanal en Oficina de Gestión Judicial de Santa Fe donde vive el suboficial.

A su tiempo, el suboficial Adrián Ferreyra tomó la palabra y se limitó a expresar: “Niego el hecho del cual se me imputa, soy inocente y me pongo a disposición de la justicia”.

Por su parte, la Dra. Julia Giordano del Servicio de Defensa Penal de la provincia, alegó en cuanto a su defendido, que no existe nexo de causalidad entre las lesiones, si es que éstas existieron por parte del personal policial y la muerte de Heredia, al tiempo que entendió que el accionar del policía fue sólo de aprehenderlo. Ofreció la garantía de domicilio de Ferreyra en su domicilio de origen, pero adelantó que no podía pagar una fianza.

En ese sentido también el Dr. Marcelo Folch, quien representa al agente Muller ofreció una fianza de diez mil pesos y como garante a la madre del policía.

Al momento de resolver, el juez Eugenio Romanini aceptó la calificación pretendida por la fiscal Serena de homicidio preterintencional y rebatió los argumentos de los cuatro defensores: “No estoy de acuerdo con la defensa; una causa indeterminada es causa indeterminada, no puedo hacer decir lo que no dice, tenemos el pre informe y falta el estudio de la anatomía patológica”, aseveró el magistrado quien agregó que, si bien no puede aún hablarse de muerte violenta, tampoco puede descartarse.

“Todos los que sean autores del hecho tienen el dominio del hecho, y los que no, son partícipes. Se puede ser autor de forma directa, o coautoría; que cada uno realice la acción o que realice la división de tareas, se reparten las tareas como si fuera una empresa”, explicó Romanini quien ordenó 40 días de prisión preventiva y no 60 como pidió la fiscal. “El plazo solicitado es excesivo, un plazo de 40 días es prudencial”, agregó.

“Estamos en la primera audiencia, donde se expone que el empleo de un medio que no debía ser empleado a un sujeto que es drogadicto o consume alcohol, puede provocar mayores hemorragias a alguien que no consume” agregó el juez quien dejó un mensaje para el personal policial y para la defensa

“Tienen que tener una especial en la utilización de la fuerza. Si hay una situación de gravedad institucional donde una fuerza policial se excede; se proyecta en la sociedad. La policía tiene un impacto en el interés de la comunidad, y se proyecta sobre las instituciones. Al pertenecer a las fuerzas policiales se puede presumir que el entorpecimiento probatorio se puede dar, por eso entiendo que la prisión preventiva debe proceder”, finalizó Romanini.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadRegión

Provincia presentó en Puerto la novedosa plataforma web de turismo 4.0 para Santa Fe

ActualidadCiudad

El martes 3 de agosto se interrumpirá el servicio de agua potable en San Lorenzo

ActualidadCiudadPoliciales

Andino de luto por la muerte de un joven de 15 años

ActualidadCiudadPoliciales

Oficiales de policía de San Lorenzo asistieron un parto y ayudaron al nacimiento de un bebé

Este contenido está protegido