ActualidadJudiciales

Abusó de su prima de seis años en 2014 y su familia quiere que la justicia ponga fecha de juicio

Esta mañana se desarrolló la audiencia preliminar al juicio oral contra Alejandro Miguel F., de 36 años y está imputado por abusar sexualmente de la hija de su tía (su prima) cuando esta tenía 6 años . Hoy el juez sanlorencino Carlos Gazza prorrogó la prisión preventiva del abusador hasta el juicio oral y solicitó que se realice lo antes posible.

El fiscal Juan Carlos Ledesma, lo había imputado el 11 de marzo tras los informes de la cámara gesell que se le realizó a la víctima que hoy tiene 14 años, pero los hechos ocurrieron cuando ella tenía entre seis o siete, en 2015 y 2016. La carátula de la causa es abuso sexual gravemente ultrajante y la fiscalía pidió 11 años de prisión efectiva.

Soledad, mamá de la menor, habló con Pregón sobre el dolor que significó para ella y su hija esta situación, porque conocía al abusador a quien lo unía no sólo un parentesco, (es su sobrino), sino también un lazo de hermandad porque tienen casi la misma edad: “No se puede comprobar hasta ahora la cantidad de veces que ocurrieron los abusos, fueron muchas, porque esta persona es mi sobrino y tenía acceso a mi casa con total tranquilidad, las veces que quisiera, a la hora que quisiera, era de la familia”.

También expresó que luego de la denuncia, el hombre que vivía “La denuncia la hicimos el 29 de enero de 2020 porque ella me lo cuenta unos dos meses antes. Ella me lo cuenta en noviembre de 2019 y no se nos permitía hacer la denuncia. Poco a poco nos fuimos enterando de los sucesos, fueron muchos y por mucho tiempo. Ya está hecho todo, cámara Gesell, psicólogo, médicos forenses. Todos ratificaron  los abusos. Ella declaró frente a ellos también, y si bien no se constataron lesiones, las veces que ocurrió fueron muchas. Ella no tiene una cantidad de veces contadas, nosotros pensamos que también puede ser para atrás. Fueron tocamientos, hasta con los dedos. Eso pasaba en diferentes situaciones, en lapsos cortos, otras veces fue mientras dormíamos, otras veces cuando estábamos bañándonos. Cualquier situación y momento era aprovechado. Nos criamos como hermanos por la poca diferencia de edad que tenemos. Él es de Rosario y nosotros de Gaboto, pero pasábamos mucho tiempo juntos, desde siempre, desde que éramos chicos. Él tenía un total acceso a mi casa. “, relató muy angustiada la mamá de la víctima.

Alejandro F., que era militante del Movimiento Evita de Rosario, y que posó junto a un afiche de Paula Perassi exigiendo justicia, estuvo un año en libertad. El 11 de marzo de este año, se le ordenó la prisión preventiva por tratarse de una causa de abuso sexual gravemente ultrajante. Desde el Movimiento Evita aclararon que cuando tomaron conocimiento de la primera denuncia por abuso, lo expulsaron de la organización.

Desde que Soledad denunció a su sobrino, fueron amenazadas telefónicamente en varias oportunidades, como también a través de las redes sociales: “Pasamos por amenazas telefónicas, al tiempo que esto sucede de la denuncia y pasa el tiempo y yo no veía movimiento con la justicia., hago un descargo en Facebook, pongo una foto de él, un escrache. De ahí , recibo amenazas del hermano, mi otro sobrino, amenazas de muerte. Y hace unos días mi hija recibe en su cuenta de Facebook, una amenaza de muerte de un Facebook trucho. Se está investigando, todo da que viene por ahí” afirmó.

La mujer contó que su hija está con mucho temor a salir, y que no puede dormir: “Ella vive con mucho miedo, mucha dificultad para dormir, mucho más después de las amenazas. Intentamos que haga una vida normal, va al club, hace jockey, va a la escuela. Pero no se puede quedar sola en la casa, tiene miedo a las represalias”, y agregó que tiene el conocimiento de otros casos de abuso de parte de él contra otras mujeres miembros de la familia y de otra niña que era hija de un matrimonio amigo, y que esa causa está en la justicia rosarina.

“Él vivía en Rosario, en un barrio que cuando se sabe de la denuncia de la otra nena, lo sacan de la casa a palos. Lo echan del barrio y lo refugió la mamá. Y la mamá tiene una nietita a cargo y seguía conviviendo con una criatura. Él es papá, tiene cuatro hijos y seguía manteniendo contacto con los chicos.. En total, calculamos alrededor de 6 personas y ellas no hicieron la denuncia”, señaló Soledad.

El juez Gazza pidió que el juicio oral tenga fecha a la brevedad y la mamá de la víctima está de acuerdo, quiere justicia para su hija.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadJudiciales

Femicidio: "Carolina no quería que Luis vaya a visitarla al hospital"

JudicialesPortada

Para el fiscal la muerte de Carolina no fue un accidente doméstico y que la roció con nafta y la prendió fuego

ActualidadCiudad

Entregaron ayudas económicas a clubes de la ciudad

ActualidadPolicialesRegión

Incendiaron un taxi en Capitán Bermúdez

Este contenido está protegido