Actualidad

Diálisis y pandemia: La crítica situación que atraviesan los centros médicos especializados

Escribe Ricardo Fernández

Uno de los grupos de riesgo que está afectado por la cuarentena y a la vez exceptuados de ella, son los pacientes de diálisis que deberán realizarla por el resto de su vida o hasta la posibilidad de un trasplante. En diálogo con Pregón, el especialista Sergio Marinovich detalló la situación de los centros especializados y también explicó la necesidad de centros para la atención del Covid-19 en pacientes con insuficiencia renal.

Días atrás, un escrache realizado ante el Centro de Diálisis «Fresenius” de la ciudad de Resistencia, Chaco, puso en la mira la situación crítica que atraviesan centros y pacientes por estos días. En ese sentido, el Dr. Sergio Marinovich, Director del Instituto Integral de Nefrología S.A. en la ciudad de San Lorenzo pide llevar tranquilidad y confianza a los vecinos de la ciudad y la región.

«Ante una epidemia como la que tenemos, pandemia mundial, estamos preparados para atender a todos quienes lleguen con fiebre. Le hacemos lo que se llama el «triage» antes de trasladarlo desde su domicilio al instituto al paciente que debe ir tres veces por semana a hemodiálisis obligatoriamente. Esto es así, porque lamentablemente no hay otra situación para el paciente hasta la probabilidad de un trasplante o el resto de la vida. No pueden cumplir la cuarentena estricta o quedarse en su casa, tiene que salir», explicó Marinovich. Y agregó: «Ante eso tenemos un grave problema porque a estas personas se les recomienda el aislamiento estricto porque tiene insuficiencia renal crónica de estadio terminal y se los considera de alto riesgo de padecer una enfermedad COVID19 grave o muy grave».

Lo que nosotros pretendemos en toda la provincia, en toda la Argentina desde todas las redes (Confederación Argentina de Prestadores de Dialisis, Asociación de Diálisis de la Provincia y Ciudad de Buenos Aires, Cámara que representan a empresas internacionales como Fresenius y Diaverum) todos estamos en cumplir con las normas y los protocolos vigentes para que estas personas sean bien atendidas y nuestro personal que trabaja, no sea afectado para lo cual guardamos muchas medidas de protección personal en los centros de diálisis”


Marinovich explicó el protocolo ante la sospecha de un paciente sospechoso con fiebre o síntomas de Covid-19: «Esa persona debe ser aislada, sin embargo hasta ahora no se dan las condiciones de un lugar que pueda tratarlo adecuadamente. Muchos de los centros de diálisis muchos no tienen internación, la mayoría son centros periféricos sin internación y  deben ser internados en unidades especiales que deben ser creadas a tal efecto. Eso es lo que pretendemos y es lo que hicimos hacer a los gobiernos y por supuesto al Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe. No obtuvimos una respuesta clara de parte de ellos. Se quería hacer un Hospital especial en el Eva Perón pero todavía no hay nada al respecto. Nosotros no queremos atender un paciente sabiendo la infectividad que tiene este virus porque afectar a más personas que están dializándose a pesar de las medidas de aislamiento y distanciamiento y también el personal. Es como la política de los hechos consumados, se espera que haya algún caso para tomar una determinación.”


En Santa Fe hay 2100 personas que se dializan en distintos lugares, pero solo hay cuatro cupos para dializar, dos en el HEEP y dos en el Hospital Provincial, cuando se necesitarían, si se infecta solo el 5% de la población que se dializa, 100 camas. Para eso habría un reunión la semana que viene que aún no está confirmada, indicó Marinovich.


Y aseguró: “Hemos tratado todo tipo de infecciosas y tenemos cuidado con ellas. Lo que pasa que acá es muy fácil. Aparece el Covid y parece que es peor que la lepra. Hay un escrache mediático inmediato y de la población generado también por los medios, lo que hace que ese centro o ese lugar sea totalmente denostado porque no siguió todas las reglas, los protocolos y eso es lo que no queremos. Los pacientes deben ser aislados, los que son sospechosos o positivos tiene que ser aislados, no se pueden trasladar algunos tres veces por semana hasta cien kilómetros desde su domicilio hasta el centro de diálisis y en el medio contagiar a todo el que se le pare«.

El médico describió la situación económica como «muy grave» para los centros de diálisis: «El personal, cuidados, barbijos especiales, todo tipo de elementos especiales, gastos especiales en desinfectantes, compra de elementos, termómetros a distancia, cambiar la metodología del transporte de pacientes, que antes se trasportaban hasta cuatro personas y ahora no se pueden transportar más de tres, todo origina un gasto mayor. Unido a que algunos elementos no se consiguen con facilidad, y  si se consiguen es a precios desmesurados, mucho más que la inflación. Hace dos meses un barbijo nos costaba de seis a diez pesos, hoy lo están vendiendo a sesenta o setenta pesos», dijo y agradeció a » instituciones como Tercer Tiempo y Unidos imprimiendo por San Lorenzo que nos regalaron algunos barbijos».

A la situación de gastos extra se suma el aumento de las prestaciones: «Una unidad de diálisis aumentó fácil un quince por ciento que obviamente no es reconocido por los financiadores. Muchos centros está desfinanciados, están luchando con lo que tienen, eso ya lo sabemos. No quiero que la población quede asustada pero para eso tenemos que trabajar todos porque este es un problema de Salud Pública, no creado por la población, y se tiene que encargar de solucionar en parte junto con nosotros porque le ofrecimos ayuda a los funcionarios del gobierno», finalizó.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadCiudadGénero

A cinco años del Ni una Menos, aumentó la brutalidad de los casos en San Lorenzo

ActualidadGremiales

Estibadores no quieren la presencia de Herme Juárez en el sindicato

ActualidadGremiales

Herme Juárez vuelve al Sindicato de Portuarios

ActualidadProvincia

Se harán donaciones de plasma de recuperados de Covid-19 en la provincia

Este contenido está protegido