ActualidadCiudadJudiciales

Fiscal solicitó prisión perpetua para el acusado de matar a abuela en barrio 2 de abril

A Fermina Barreto de 88 años, la mataron en 2019 para robarle una garrafa. El crimen ocurrió en barrio 2 de abril, donde el principal acusado la golpeó fuerte en la cabeza y le provocó la muerte. El fiscal Leandro Lucente, solicitó la pena máxima.

En una extensa audiencia, que se prologó durante casi cuatro horas, se llevó a cabo la audiencia preliminar al juicio contra Leonardo Ezequiel G. por asesinar a Fermina Barreto, una mujer de 88 años, para robarle una garrafa el 25 de noviembre de 2019 en una precaria vivienda de calle Sagesse y América en barrio 2 de abril.

El acusado, tiene otras cuatro causas más por robo y encubrimiento y homicidio criminis causa y en los próximos meses, se llevaría a cabo el juicio oral y público en los tribunales de San Lorenzo por el crimen que prevé una condena perpetua. En la audiencia preliminar que se celebró ayer, los familiares de Fermina estuvieron presentes escuchando atentamente toda la prueba material que presentó el fiscal Leandro Lucente que fue aceptada por el juez Carlos Gazza, quien extendió la prórroga de la prisión preventiva de G, por seis meses más.

Fermina Barreto tenía 88 años, usaba un bastón para desplazarse cuando Leonardo G., la encontró sola en su precaria vivienda de calle Sagesse y América de barrio 2 de abril de San Lorenzo  cerca de las 11 de la mañana del pasado martes. La abuela no se pudo defender, el agresor la atacó con un objeto contundente en su cabeza y murió de un grave traumatismo encéfalo craneano que incluso le arrancó el cuero cabelludo.

Luego, el agresor se llevó una garrafa de 10 kg, una amoladora, una mochila, elementos de pesca y un  celular. Después se fue a la casa de la nieta de la anciana, que las  unía un patio y se llevó una plancha de pelo y nueve mil pesos.

Con la misma frialdad con la que mató a la mujer, el hombre se fue a buscar un remisse con la garrafa al hombro y una mochila que se había llevado de la casa. Se encontró primero con un vecino por calle Luis Borgui a pocas cuadras de donde cometió el asesinato y le pidió que le llamara un remisse, como éste hombre no tenía celular, se fue hasta un comercio y le pidió a la dueña que llamara un auto para que lo traslade.

Previamente dos vecinos de calle Sagesse, lo vieron a Leonardo cerca de las 11.00 merodeando por el lugar. También lo vio otra mujer, quien lo reconoció porque era hermano de un tal «wili».Dijo haberlo visto agitado con una garrafa en el hombro y pensó que se había mandado » una macana».

Una remisera lo llevó hasta la planta de Total Gas ubicada en Avenida de los Granaderos en Capitán Bermúdez. Allí se bajó y habló con el encargado de la planta, le vendió una garrafa y una amoladora. El comprador declaró que Leonardo G., le dijo que necesitaba vender unas herramientas porque tenía familia y necesitaba el dinero, por lo que pagó una suma de $1.900. Las cámaras de seguridad identifican a un hombre con similares características aportadas por los testigos como una remera con un dibujo de una palmera y unas zapatillas nike negras.

La conductora del remisse, quien reconoció que el pasajero llevaba una garrafa y una mochila lo llevó hasta barrio Copello. El agresor le contó que había vendido unas herramientas por $3.000, pero el joven notó que se habían pasado de la dirección que este le dijo y le ordenó que lo bajara cerca de una iglesia. Le pagó con billetes de 100 pesos.

Mientras ocurría esto, en barrio 2 de abril comenzaba a correrse la noticia de la muerte de doña Fermina, la remisera que se enteró de lo ocurrido, se acercó a contar que había llevado al supuesto asesino. Una testigo que reconoció a Leonardo dijo que podía estar viviendo una vivienda en barrio Copello, y cuando la policía llegó al lugar, se encontró con una gran cantidad de personas,  familiares de Fermina, que estaban frente a la vivienda queriendo hacer justicia por mano propia.

A Leonardo lo detienen en calle Independencia al 200 pero estaba vestido con otra ropa y otras zapatillas. Las nike negras estaban en otro domicilio, a dos casas contiguas. Para el fiscal Lucente esas zapatillas tienen una huella muy particular que coincide con las que se encontraron en el patio de Doña Femina.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadGremiales

Información para docentes de Amsafe

ActualidadRegión

Fiorenza: “El vecino sufre hoy lo que no se hizo en ocho años”

ActualidadRegión

Bajo la lluvia, familiares y amigos exigieron justicia por las muertes de Tiago y Ariel

ActualidadRegión

Puerto: Ejecutan la tercera etapa de tareas de contingencia frente a los daños causados por la feroz tormenta

Este contenido está protegido