Policiales

Para el fiscal, que un padre deje encerrados a sus hijos en una camioneta no configura delito

Jésica Pierson, la mamá de la nena de 3 años que junto a su hermanito de 7, fueron encerrados por el padre en una camioneta para irse a un boliche, no pudo hacer la denuncia correspondiente en la fiscalía local y pedir la prohibición de acercamiento a los hijos. Para la fiscalía no hay delito.

“Estoy bastante decepcionada porque para el fiscal Ledesma no hubo delito porque el vio que las criaturas estaban bien físicamente, pero no ven todo el daño psicológico que tuvieron los niños, mi nena no duerme, llora y muerde como nunca hizo, quiere estar upa y no quiere alejarse de mí y la verdad es que eso es un daño tremendo. Fue abandono de persona pero para el fiscal no hubo delito”, expresó Jésica a Pregón tras retirarse de la fiscalía sanlorencina.

El dolor y el enojo de la mamá de los menores es lógico. El domingo a la madrugada, la llamaron desde la comisaría de Capitán Bermúdez anoticiándola de que se encontraban sus hijos ahí porque su ex pareja, y padre de Lupe de 3 y Felipe de 7 ( con otra pareja), los había dejado encerrados en la camioneta para irse al boliche.

Esa mañana Jésica se dirigió a la fiscalía para radicar la denuncia y pedir la prohibición de acercamiento de Lucas Heredia a su hija Lupe, pero se fue sin éxito: “me voy decepcionada de la justicia, pero esto sigue pero como los papeles llegaron a las 10 de la mañana a fiscalía las actuaciones no están cargadas y al no estarlo no tengo nada para presentar en los tribunales de familia, así que seguimos en la nada misma, hasta mañana. Heredia debía presentarse hoy a las 9 de la mañana pero sólo se presentó su abogado.

“Le pregunté ( al fiscal) si tenía hijos y me dijo que si, a lo que le respondí por qué se lo tomaba tan liviano”, agregó Jésica.

Jésica ya lo había denunciado antes por violencia de género y sobre éste pesa una prohibición de acercamiento hacia ella por  golpes. También la mujer contó que desde octubre no cumple con la cuota alimentaria a sus hijos, a pesar de que es el propietario de la fábrica de sandwiches Miga Miga.

“Hace algunas semanas fue a esquiar con amigos a Las Leñas y dejó a los chicos en casa de la mucama. Me enteré el día del niño cuando quise saludar a mi hija y por mensaje de texto me dijo que la había dejado en casa de Susana”, relató Jésica quien añadió “Desde octubre pasado, cuando me separé, está todo en la Justicia, si me hubieran escuchado no habría pasado esto”.

 

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPolicialesRegión

Un colectivo que transportaba trabajadores protagonizó un siniestro vial en Timbúes

ActualidadPoliciales

Entró a una casa a robar y la policía lo encontró escondido en el fondo del patio

ActualidadPoliciales

Iba con un machete, golpeó a un policía y terminó detenido

ActualidadCiudadPoliciales

Encontraron una bicicleta en un volquete: Si alguien la reconoce puede acercarse a la Comisaría 1era.

Este contenido está protegido