Actualidad

Alerta por estafas a jubilados que tienen que cobrar la reparación histórica

Escribe Fernando Dagatti
Abogado

Se da principalmente a través de un llamado telefónico, donde los delincuentes se hacen pasar por funcionarios de  ANSES. Tienen todos sus datos, les aseguran que agilizan trámites vinculados al Programa Nacional de Reparación Histórica. Para comenzar la «gestión», les cobran por «adelantado». Después de embolsar el dinero, desaparecen.

La voz al teléfono, hombre o mujer, es extremadamente amable. Tratan a los adultos mayores con sus nombres pila. Demuestran conocer su actividad pasada, edad, estado del trámite, y hasta el monto que le correspondería percibir.

¿Pero cómo conocen hasta los mínimos detalles? O son falsos agentes de la ANSES que recibieron información precisa de esa repartición; o son funcionarios infieles del organismo con acceso a los expedientes.

Lo cierto es que una vez que conectaron con los «abuelos», como los llaman una vez que entraron en confianza, les solicitan dinero a las víctimas a cambio de acelerar el papelerío. «Vio cómo es esto. Acá esta todo armado para que se muera antes de cobrar», suelen decirles.

Cuando logran indignación por la «verdad revelada», el presunto «agente de la ANSES» vinculado al Programa Nacional de Reparación Histórica dispara la bala de plata verbal, la facilitación del trámite está acompañada por una suma de dinero que no es muy elevada, aunque para los jubilados «poco es mucho».

Los supuestos funcionarios de la ANSES también le ofrecen sus aceitados servicios a quienes ya accedieron a la Reparación Histórica pero el depósito de la remuneración está retrasado, tal como ocurre en miles de casos.

Para ellos, los estafadores tienen otro afilado anzuelo que ya utilizaron con éxito, están habilitados para «cobrar adelantos» de lo que recibirán presuntamente en varios meses o un año porque el trámite está «parado» por una «mala liquidación».

En muchos casos, los estafadores le encomiendan al jubilado o jubilada que se dirija hacia un cajero automático con un teléfono celular para no cortar la comunicación, y una vez allí le indican cómo realizar una trasferencia bancaria a una cuenta determinada.

Ya frente al cajero automático, y preferiblemente fuera del horario bancario, para poder hablar por teléfono sin que un guardia de seguridad interrumpa la comunicación, los victimarios realizaran varios pasos críticos por la complejidad.

1- Les dictarán los 22 números del CBU dónde deberán trasferir en ese momento el dinero acordado para dar comienzo a la aceleración de los tramites del cobro de la Reparación Histórica. Es la maniobra más tediosa y engorrosa ya que en más de una oportunidad los ancianos demoran más del tiempo establecido para introducir de manera correcta los dígitos.

2- Concretado con éxito el engaño, los estafadores no quedaran conformes. Intentarán que el jubilado solicite su CBU y este se los pase verbalmente con la excusa que lo necesitan para transferirle los haberes una vez «destrabado el trámite».

3- Hay casos extremos en los cuales el incauto jubilado llegó a darles hasta el PIN de la tarjeta de extracciones.

4- El siguiente paso, ya con el jubilado en su casa y feliz porque alguien se preocupó por su situación, los delincuentes intentarán vaciar su cuenta. En varios casos lo consiguieron.

En estos últimos tiempos, por aplicación de la Ley de Reparación Histórica, los adultos mayores tienen que hacer una cantidad de trámites muy importantes, muchos de ellos a través de operaciones informáticas que no dominan. Y aquí es cuando intervienen en la ayuda terceros, que no siempre son de confianza y tienen buena fe.

Consejos para evitar ser estafado

  • Ante esta escandalosa situación la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos de la Seguridad Social, que depende de la Procuración General de la Nación recuerda que:
  • «La ANSES no se comunica telefónicamente para solicitar datos personales».
  • El trámite del Programa de Reparación Histórica es gratuito, ya que los gastos los asume en su totalidad la ANSES.
  • Incluso el organismo se hace cargo de la totalidad de los honorarios de aquellos abogados que fueron seleccionados de sus padrones.
  • NO debe abonarse ningún tipo de adelanto para acceder al Programa de Reparación Histórica.
  • Las solicitudes de dinero en efectivo o de transferencias bancarias para agilizar o cobrar adelantos vinculados al trámite de Reparación Histórica por parte de supuestos agentes de la ANSES implican un fraude.
  • Bajo ningún punto de vista debe entregarse dinero en efectivo o transferir sumas a través de cuentas bancarias.
  • En caso de recibir un llamado telefónico de una persona que se identifique como «trabajador de o para la ANSES» o como gestor o abogado que tramita beneficios en el mismo organismo, NO proporcionar datos personales como el DNI, relaciones familiares, números y estado de cuentas bancarias, si se es o no titular de un crédito o una prestación de la seguridad social, etc.
  • Los agentes de la ANSES NO se presentan personalmente en el domicilio para brindar información acerca de beneficios ni para ofrecer alguna prestación o su mejora, como el caso del Programa de Reparación Histórica.
  • La única forma de verificar si se encuentra incluido en el Programa de la Reparación Histórica es a través del sitio web oficial de la ANSES, con la clave de la seguridad social.
  • Deben desestimarse, además de los llamados, cartas que notifiquen que se encuentra en condiciones de acceder al Programa.
  • «En caso de recibir una carta con el logo de la ANSES en la que se brinde un número de teléfono para comunicarse, NO establecer contacto y dirigirse a la Unidad De Atención Integral (UDAI) más cercana, o comunicarse al 130 (línea oficial de ANSES) para comentar la recepción de la nota y acreditar su veracidad».
  • «De haber tramitado y aceptado la propuesta de reajuste de la ANSES en el marco de Reparación Histórica, la notificación de la homologación del acuerdo la recibirá su abogado en forma electrónica».

Cómo y dónde reclamar

Si somos víctimas de alguno de estos engaños debemos realizar la denuncia ente el Ministerio Público de la Acusación sito en calle Sargento Cabral 821

Ante cualquier duda se puede recurrir a la Subsecretaria de Derechos Humanos y Defensa del Consumidor de la Municipalidad de San Lorenzo, los días lunes, martes y jueves de 8   a 12 h

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadRegión

De Grandis: “Tenemos en Puerto cincuenta obras públicas en marcha”

ActualidadJudiciales

El ex comisario de la 7º, Raul Fleita quedó en libertad por la causa que lo involucra a una banda narco

ActualidadGremiales

Cruce de versiones entre gremios por la situación del hospital local

ActualidadRegión

Cortes en San Lorenzo y Andino para jueves y viernes

Este contenido está protegido