GremialesPortada

«Con este encontronazo con camioneros es difícil que la distribuidora pueda sobrevivir»

Lo aseguró el titular de Dab distribuciones que tiene entre otras cosas, la representación de la marca Coca Cola, que se encuentra en conflicto con el sindicato de camioneros, a quien acusa de aprietes y atropellos ilegales que pretende el cierre del comercio.

Inició una nueva etapa en el conflicto que hace un tiempo se desarrolla entre la distribuidora DAB y el Sindicato de Camioneros de San Lorenzo y que tiene su origen en el despido de un empleado. El sindicato exige su reincorporación, pero para el titular del comercio, Marcelo Copetti, la destitución fue con justa causa y aseguró que el secretario general de camioneros José Capuano, miente y «atropella sus derechos».

En un nuevo encontronazo ocurrido este viernes por la mañana; el sindicato de Camioneros se manifestó frente a las puertas de la Distribuidora DAB, ubicada en Sargento Cabral al 200 y denunciaron entre otras cosas el maltrato a los choferes y el mal estado de los camiones. Pero para Copetti, todo se remonta al despido del trabajador y a «aprietes» que recibe desde el gremio para sacarlo de la distribución de la marca Coca Cola.

El titular de la distribuidora relató a Pregón el origen del conflicto con el sindicato y aseguró el despido del trabajador es debido a que en lugar de entregar una mercadería a un cliente como debería haber hecho, se la vendió a otro. «Un despido que está justificado en lo que hizo y que no está en contra del DNU presidencial. El señor Capuano dice que yo estoy despidiendo y que incumplo el DNU de presidencia cuando eso no es verdad, y él lo sabe, dice una mentira que repite hasta el cansancio para engañar a la gente, a la opinión pública«, aseveró Copetti, quien asegura que el gremio quiere la reincorporación compulsiva del trabajador.

«Capuano no puede ser juez y parte. Porque a mí me tiene que juzgar un tribunal en lo laboral y es él donde pretende que yo no llegue, entonces me deja sin derecho a defensa. Si yo despedí mal al empleado tiene que ser un juez en lo laboral que me diga “usted echó mal, usted tiene que poner todo este dinero”, pero no él y la reincorporación compulsiva es atropellar mis derechos. Entonces, es una mentira. Como también lo es, porque da la impresión que el señor Capuano ni leyó la carta documento donde yo hago el despido., donde explico que fue porque no entregó la mercadería a mi cliente, porque el camionero despedido hizo reventa de la mercadería, él no puede hacerlo. Esto es un delito, es un agravante impositivo además. Es grave, no puede hacer esto».

En relación a los reclamos que hace el sindicato sobre mercadería en mal estado, Copetti aseguró: «La mercadería se prepara antes de subir al camión por personal de la empresa, porque hay muchos rubros, se está controlando en ese momento y todos los compañeros de los trabajadores de camioneros están controlando  la mercadería y tienen prohibido poner algo que está en el sector de devoluciones. Ahora, si hay alguien con mala voluntad que agarra algo del sector de devoluciones y lo pone arriba del camión para después denunciarme de esta manera, no es la que corresponde porque están eliminando una fuente de trabajo».

Con respecto a la denuncia de camiones en mal estado, Copetti indicó: «Ellos dicen que están sin freno, que no están para andar, etc. Nosotros, como ya habíamos tenido este problema con Camioneros,  pusimos a disposición de los camioneros, del que tiene  a cargo el reparto, en un libro para que hagan el descargo de todas las anomalías que tiene el vehículo. Por lo tanto, si a mí en 8 meses, nunca pusieron que había un camión sin freno y nosotros que también usamos los camiones nunca notamos que a ningún camión le faltó freno. Encima nosotros tenemos las técnicas, permanentes, cada tres meses estamos haciendo técnicas. Nunca saltó la falta de frenos. Es un invento del señor Capuano para echarme más tierra».

Y apuntó al secretario de camioneros: «Lo que ocurre es que hace muchos años que él quiere que yo deje la distribución y quiere presionar sobre la embotelladora para que yo deje la distribución».

«Hay una situación, que lo mismo pasó con la gente de Fussaro cuando perdieron la distribución de Quilmes. Ya había candidato. Nosotros tenemos familia de distribuidores, va de generación en generación. Ellos hacen sus propios negocios y cuando uno estorba y encima se encuentran con personas como yo que no ceden, él dice que soy un tipo difícil. Obviamente, cada vez que me avasallan los derechos me pongo en contra. Yo no voy por la plata, voy por un estilo de vida que yo quiero vivir», aseguró el comerciante.

Además, el titular de la distribuidora denunció aprietes por parte del sindicato porque quieren la reincorporación del empleado despedido, «y no solamente eso, si no es la reincorporación, la indemnización, que no corresponde porque lo eché con justa causa y si se da la indemnización quiere poner el candidato de él, no el que yo elija. Una irresponsabilidad, mentiras, engaños, y encima me avasalla el derecho de elegir la gente con la que yo tengo que trabajar. Para ellos no soy nadie, ellos vienen manejan mi distribuidora desde un sindicato, yo no se los puedo permitir»

«Con este encontronazo es muy difícil que la distribuidora pueda sobrevivir. Ellos son todopoderosos no hay justicia donde yo pueda ir. No hay ni juzgado de trabajo, ni ministerio, nadie me va a defender en esta situación. Ellos desempeñan la fuerza de la calle y no la fuerza de la ley  y de acá a que llegue a un tribunal pueden pasar dos meses y en dos meses ya estoy fundido. Porque ellos no van a soltar la presa, una vez que ellos mordieron no van a soltar la presa. Es más, hacé memoria y ningún empresario sobrevive al embate de Camioneros y yo no voy a ser la excepción, sé que tengo mis días contados. Lo que pasa es que si sigo en pie y sigo luchándolo  es porque hay 32 personas que le están poniendo el hombro a la distribuidora y ellos son 5 personas afuera. Son los minoritarios. Aparte de camioneros, tengo dos sindicatos más de agua y gaseosas  que también están preocupados por la fuente de trabajo», expresó Copetti.

Pra Copetti, el sindicato quiere que pierda la representación de la marca Coca Cola: » es el cometido que tiene José Capuano. En una nota dijo “me da lástima, pero hay tantas empresas…” o sea, ya tiene el candidato. Y va a querer que Coca Cola me saque la distribución. También quiero aclarar una cosa: ellos hablan de solidariamente responsable de Coca Cola, que no es una multinacional, es la embotelladora chilena. Ellos están convocando a un embotellador con licencia. Están usando eso como una presión más para salirse con lo que ellos quieren. Capuano ya me lo dijo una vez: No puedo hacer ver el sindicato de camioneros como perdedor, esa ideología que tienen perjudica terriblemente los puestos de trabajo. Se perdieron 50 mil empresas por la pandemia. Entre 50 y 70 mil empresas caducaron por la pandemia y ellos no ven eso»

«Es una batalla que a mí me perjudica totalmente. Mi familia hace 60 años que distribuye en San Lorenzo, yo hace 38 años que conduzco este negocio.  Tengo otros sindicatos pero no traspasan la ilegalidad. Se manejan dentro de la ley. Acá el problema es que el sindicato de Camioneros se maneja fuera de la ley todo el tiempo y tiene un espacio en blanco donde la patronal no puede ir a ningún lado». finalizó el comerciante.

Marcelo Copetti acerca del conflicto con el sindicato de camioneros El propietario de la distribuidora señaló que el sindicato de camioneros se maneja en la ilegalidad y que quiere que el comercio cierre. "Si esto continúa me fundo", señaló Copetti.

Posted by Pregón on Monday, August 24, 2020

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadJudicialesPortada

Un polémico fallo que absolvió a un hombre por haber abusado de una menor de 12 años y dejarla embarazada

PortadaProvincia

Perotti anunció que las restricciones siguen por siete días más

JudicialesPortada

El policía Gabriel Godoy quedó imputado y en prisión por 60 días por el homicidio de Medrano

CiudadPortada

Con una importante obra, la Municipalidad completará la pavimentación de calle Rafael Araya

Este contenido está protegido