ActualidadJudicialesPortada

La defensa atacó a Paula Perassi y sugiere que la mató el marido

En una maratónica jornada de nueve horas y veinte minutos, comenzaron las audiencias de revisión de las condenas de Gabriel Strumia y Roxana Mitchl, que la Cámara de Apelaciones ordenó, el 28 de noviembre del año pasado, a 17 años de prisión para el amante de Paula Perassi y 7 para su esposa, por los delitos de privación ilegitima de la libertad, coactiva, agravada a su vez por tratarse la víctima de una mujer embarazada. Hoy se llevó a cabo la segunda jornada con la continuidad de los agravios de la defensa.

Estas audiencias tienen como objetivo revocar o confirmar las condenas de los dos imputados, que los jueces penales de segunda instancia; Gustavo Salvador, Carolina Hernández y Javier Beltramone, que en un fallo dividido (2-1 con Beltramone disidente) revocaron la absolución de Gabriel Strumia y Roxana Mitchl y confirmaron la absolución de los otros siete imputados; los policías Adolfo Puyol, Jorge Krenz, Gabriel Godoy (actualmente en prisión preventiva por el homicidio de Marcelo Coto Medrano), María José Galtelli y Aldo Gómez; y de Mirta Rusñiski sindicada como la mujer que le realizó el aborto a Paula y Darío Antonio Díaz, quien era chofer de Strumia y que de acuerdo a la teoría de la fiscalía y de la querella, fue quien trasladó a la mujer ese 18 de septiembre hasta la casa de Rusñiski en Timbúes para realizarle el aborto. Los nueve imputados fueron llevados a juicio oral y el tribunal compuesto por Dres. Griselda Noemí Strólogo, Mariel Guadalupe Minetti y Álvaro Guillermo Campos resolvieron la libertad de todos los acusados por el beneficio de la duda.

La Cámara Penal que condenó a Strumia y a Mitchl no hizo lugar al pedido de la fiscalía y la querella de que se establezca la prisión preventiva de ambos, por lo que llegaron a esta instancia en libertad.

En la primera de las audiencias de revisión, la defensa enumeró los agravios hacia los fundamentos de los jueces Gustavo Salvador y Carolina Hernández y se apoyaron en los de Beltramone, como también en el fallo del tribunal de primera instancia; la primera queja advertida es la falta de pruebas de la parte acusatoria para convalidar la teoría del caso: “nos encontramos con un discurso oscuro contradictorio y con pruebas que no fueron presentadas en el debate” señaló la Dra Narela Sirio.

La abogada defensora planteó que la cuestión de perspectiva de género que pidió la querella y la fiscalía, fue un argumento traído por los acusadores ante la orfandad de pruebas, y que en 19 jornadas de juicio oral, y en 8 años de investigación, nunca se habló de perspectiva de género. En ese caso, la defensa planteó que si se hubiese tenido en cuenta una perspectiva de género se tendría que haber investigado al marido, que se estaba enterando que era engañado ese fin de semana.

Además, la defensa esgrimió una teoría del caso, que ya había sido llevada al juicio oral: que no hubo elementos que probaran que Gabriel Strumia iba a ser el padre del hijo que esperaba Paula Perassi, que el día 17 de septiembre, un día antes de la desaparición de la mujer, habían ido ambos a Rosario a una consulta con una profesional para realizarse un aborto.

El dìa previo a su desaparición

Otro de los agravios hacia el fallo de cámara, fue lo ocurrido el día anterior a la desaparición de Paula, el 17 de septiembre de 2011. Para el bloque acusador, quedó acreditado que ese sábado, Gabriel Strumia y Paula Perassi habían estado juntos y que habían ido a Rosario con motivo de hacer una consulta sobre la interrupción del embarazo. Esta teoría se desprende de los chats que mantenían vía facebook Paula con un amigo de Gabriel Strumia, José Lus Freijomil, a quien advirtió que había llegado el día y que si no la volvía a ver es porque lo peor pasó. También esa tarde no hubo movimientos de mensajes ni llamadas entre Paula Y su amante, y teniendo en cuenta la cantidad de mensajes y llamadas que mantenían a diario, todo hace suponer que estaban juntos, y que después de ese viaje, algo ocurrió porque Strumia dejó de atenderle los llamados a Paula, lo que indicaría que estaba enojado.

Sobre este punto, la Dra. Sirio apuntó contra la fiscalía: “El bloque acusador no probó absolutamente nada de lo que pasó el 17. No se probó ese viaje a Rosario y así lo vio el tribunal en el juicio, no se puede extraer ningún tipo de conclusión sobre la falta de comunicación de ellos, nos agravia que los vocales hayan sostenido que nuestro cliente le cortó la comunicación a Paula, incurrieron en valoraciones subjetivas”.

Para refutar la teoría de la fiscalía y querella, la defensa planteó lo que ya había llevado al juicio oral; que ese 17, Strumia llamó a una concesionaria de autos ubicada en el supermercado La Gallega, y que acordó con el dueño de la agencia encontrarse por la tarde, lo que quedó acreditado en una llamada que realizó el amante de Paula a la agencia Germani a las 11.45 de ese sábado.

“Ellos tenían que probar que Paula estaba con Strumia en una consulta médica y no nosotros de que había ido a probar un auto. Además quedó acreditado que Paula y Strumia si mantuvieron comunicaciones a la mañana y a la tarde de 19.00 a 23.00 horas” sostuvo Sirio.

El descreimiento a Paula Perassi

Los abogados defensores plantearon que Paula le mentía a Freijomil en reiteradas ocasiones sobre su embarazo: “La ginecóloga que atendía a Paula señaló en el juicio que la mujer tenía una colección líquida y por eso le pidió una subunidad Beta, Paula luego la llamó por teléfono y le dijo el conteo. Pero Paula le dijo a Freijomil, que la ginécologa le advirtió que era un riesgo abortar, pero la especialista negó tales declaraciones en el juicio”, señaló la Dra. Sirio.

“Dicen que Paula se arrepintió de hacerse el aborto por consejo de la ginecóloga pero esto no fue probado, sino que se probó que la ginecóloga nunca hizo tal afirmación. Tampoco se aportaron pruebas para corroborar que Strumia sabía del embarazo de Paula, sólo se puede tener certezas de que Paula estaba embarazada, pero no quien era el padre”, expresó Sirio

Por su parte, el Dr. Fernando Sirio agregó: tenemos una historia con tres perfiles totalmente diferentes: en el año 2012 teníamos un homicidio, en el año 2015 teníamos un aborto, ahora en el 2020 tenemos la privación ilegítima de la libertad. La teoría del aborto se sostuvo a través de una estructura desaparecedora, sobre una abortera, desde un comienzo hasta un final, pero ahora no tenemos nada, lo único que se dice es que Paula salió de su casa engañada porque la llamaron por teléfono, pero es lo único que hay. Tenemos una privación ilegítima de la libertad que encima no ocurrió, con un final que sigue existiendo, porque hace ocho años que se viene produciendo. Es difícil llevar claridad, porque falta el autor, que tiene nombre y apellido, dijeron siempre que Strumia tenía toda la estructura desaparecedora y ahora quedó solo Strumia condenado. Quien estaba ese día con Paula Perassi y que se enteró ese día que Paula tenía un amante, quien se enteró que tenía un teléfono, quien se peleó con ella ¿quién fue?”, preguntó el letrado y agregó “Lo dicen las estadísticas en la historia mundial de todas los casos de violencia de género”.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPoliciales

Dos hermanitos salieron de su casa y se perdieron en la calle mientras su papá dormía

ActualidadRegión

Firman un convenio para realizar inversiones en energía e incluir como usuarios a los consumidores informales

PortadaRegión

Timbúes: Avanzan en el proyecto Parque Nacional Isla Santa Fe

ActualidadProvincia

Presupuesto 2021: El Foro de Intendentes de la UCR y Pablo Javkin analizaron el impacto en los gobiernos locales

Este contenido está protegido