ActualidadGremiales

Silencio gremial ante la detención del dirigente de Smata

La detención del dirigente sindical de SMATA, Román Moyano generó la preocupación de los trabajadores de la empresa Guerrero Motos que llevan un conflicto muy prolongado y con varios episodios trágicos desde que la empresa decidió hacerles descuentos en los salarios lo que derivó en piquetes frente a la planta. El juez Eugenio Romanini había notificado al gremialista que no podía prohibir el ingreso y egreso de vehículos y del personal a la fábrica. La audiencia imputativa será mañana vía zoom donde imputará el delito de incumplimiento de mandato judicial y turbación de derechos.

Luego de los intentos fallidos de reuniones en el ministerio de trabajo donde la empresa no se presentó desconociendo la conciliación obligatoria que fue fijada el pasado 5 de enero en donde se iban a discutir sobre los 23 despidos, los trabajadores y el gremio volvieron a la puerta de la fábrica.

Hoy temprano algunos trabajadores se encadenaron frente a los portones de la fábrica y según señala el ministerio de seguridad de la provincia impedían el ingreso y egreso al lugar. El personal policial se hizo presente en la empresa, como otras veces y detuvo a Román Moyano, a quien le sacaron fotos e identificaron como quien estaba instigando a los trabajadores a realizar piquetes en la puerta de fábrica. El gremialista estaba con una campera y un barbijo que impedían ser visto por los policías, según señalaron desde la fiscalía

El fiscal Aquiles Balbis ordenó su detención por incumplimiento de una resolución judicial que establece que no se debe bloquear el ingreso a la planta. Moyano había estado presente oportunamente en la audiencia donde el juez Eugenio Romanini le había notificado lo resuelto.

Llama la atención, una vez más el silencio de los gremios del cordón industrial, una CGT que hace tiempo no se pronuncia ante los avances de la patronal en los últimos conflictos salariales que involucraron a aceiteros, recibidores de granos, como también los marítimo-portuarios como Somu y Patrones Fluviales que hace más de 45 días que no llegan a un acuerdo salarial. Tampoco ningún gremio acompañó la marcha que la semana pasada realizaron los veintitrés trabajadores despedidos de la firma Guerrero, que junto a sus familias recorrieron la avenida San Martín reclamando por sus puestos de trabajo.

La detención de un secretario gremial sienta un precedente preocupante en la historia de los reclamos laborales. ” Moyano tiene fueros sindicales, es una locura” señaló Marcelo Barros, secretario general de SMATA.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadJudiciales

Cinco años de prisión para dos delincuentes que con un cuchillo le robaron a un menor de edad

ActualidadPoliciales

Motochorro quedará en libertad tras pagar fianza de $50.000

ActualidadPoliciales

Detuvieron a dos hombres que repartían droga en moto

ActualidadRegión

Murió un práctico en el muelle de Axion de un paro cardíaco

Este contenido está protegido