DeportesEntrevistaInternacionalPortadaRegión

Voley- Franco Massimino: «Vestir la camiseta de la Selección, es el máximo logro y orgullo a nivel personal»

Por Nicolás Urbinati (Corresponsal en España)-    Después de muchísimo tiempo, El Deportista de Pregón tuvo el enorme privilegio y satisfacción de poder  entrevistar a  Franco Massimino, Líbero chivilcoense  que es pieza clave del potente Chaumont VB 52 de Francia  tras sus destacados años  en la Liga Argentina de Voleibol (LAV).

Más allá de su increíble y exitosa carrera profesional, “Pachi” sigue siendo el de siempre, esa persona transparente, humilde y atenta que en la previa a uno de los de últimos y, por tal,  decisivos partidos de la fase regular de cara a los Play- Off  por el título de Liga atendió, mediante video conferencia vía zoom,  a este medio para repasar y contar su presente y recuerdos en el querible  PSM Voley, además de grandes equipos como La Unión de Formosa, Lomas Voley, Obras Sanitarias de San Juan y, por supuesto,  la Selección Nacional.

Llevas ya tres  años en el Chaumont de Francia,  ¿con qué club te encontraste y cómo lo describirías?

FM- Me encontré con un gran club que siempre aspira a terminar entre los cuatro primeros de la ronda regular de la Liga, que sirve para clasificar a  copas de Europa, y pelear por todos los campeonatos en el que participa, sean doméstico o continental. Es  una  institución muy seria y una de las mejores organizadas de Francia, dicho también por jugadores locales, así que muy contento de estar aquí. Es una muy linda experiencia para mí y la familia por lo que deseamos continuar ya sea en este  club o, por  lo menos, en Francia. A nivel  personal el primer año fue de adaptación, con partidos muy buenos y otros no tanto, pero el club me dio la confianza para poder seguir ya que  había llegado por un año y me renovó por dos más que se acaban esta temporada. Pero el hecho de hacer bien las cosas día a día siento que ya estoy afianzado, encontrándome entre los primeros líberos de la Liga, así que muy contento  por eso y disfrutando del momento también.

¿Cómo fue la adaptación a la ciudad y a la vida en Francia?

FM- Quizás Chaumont no es de los lugares más atractivos para vivir en Francia, es un pueblo  chico que no tiene muchos atractivos, pero el club es sumamente serio y para mí llegar con la familia, Ana y los dos chicos, a un sitio así en nuestra primera experiencia  internacional  nos ayudó mucho ya que no sentimos el cimbronazo de una ciudad grande. El club  es lo más importante del pueblo y de la Región, Chaumont es conocido en Europa por el equipo, entonces por ese lado la gente contribuyó en la  integración social.

Postales de un presente feliz en el Chaumont VB 52 de Francia

¿Cómo es el nivel de la Liga Francesa?

FM- Para mí, es muy bueno. Siento que quizás se puede mejorar algunas cosas a nivel juego  pero en cuanto a calidad de jugadores es muy bueno,  ya que prácticamente los titulares de casi todos los equipos son jugadores de Selección en sus países, entonces el nivel de competición es muy alto. Año a año van llegando más extranjeros, la Liga va creciendo y haciéndose más pareja, que la hace todavía más atractiva. La diferencia que  sacan los equipos de arriba es que tienen una plantilla un poquito más larga, los suplentes son del mismo nivel que los titulares, mientras que el resto no cuenta con  esa posibilidad y cuando hay lesiones o sufren una baja,  se resienten.

¿Y a nivel competitivo y estructural,  qué similitudes y diferencias encontrás con la Argentina?

FM- Por empezar aquí en Francia, la Liga es cien por ciento profesional. Los contratos están avalados por el Gobierno, está todo en blanco y los clubes no pueden cometer “locuras” porque los pueden llegar a penalizar con la pérdida de categoría  y multas impagables que los hacen ir a la quiebra, y los jugadores tienen los mismos derechos que cualquier trabajador de una empresa. La logística y la infraestructura que tienen aquí los clubes es un poco mejor a la de Argentina, en líneas generales,  pero creo que un salto de calidad que puede dar la liga francesa es mejorar un poco los Cuerpos Técnicos.   En Argentina todos los clubes  cuentan con un staff técnico exclusivo para el equipo; en Chaumont también lo tenemos pero  aquí no todos los equipos disponen de ello y creo que por la calidad de jugadores y el nivel de competición y de logística de la  competición,  es necesario contar con ellos. Por ejemplo, hay clubes que no tienen Preparador Físico o Kinesiólogo  propio.

Introduciéndonos en la Liga Argentina, qué recuerdos y balance general hacés de esos años compitiendo en la LAV?

FM-  Tengo el mejor de los recuerdos y siempre digo que algún día me gustaría volver pero no sé si hoy es el momento. Todos los que estamos hoy  en el exterior  somos lo que somos gracias a la Liga Argentina,  porque en algún momento hemos pasado por ahí,  por lo que creo que le debemos mucho a la misma como también considero que le dimos mucho antes de partir. El balance que hago es sumamente positivo; obviamente que hemos tenido problemas económicos con los clubes, porque no nos pagaban o quedaron debiendo, pero el nivel de la Liga hace unos años era muy bueno. Está a las claras que eso era así porque en la actualidad hay más de cuarenta argentinos jugando en diferentes ligas del mundo y hace cinco años atrás estábamos allá. Eso quiere decir que el nivel de la Liga era buenísimo, que sirvió para el crecimiento de esos jugadores que hoy están en el exterior y también que repercuta en logros a nivel Selección,  como fue la medalla de  Bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio  donde  creo que para nuestra generación fue un grandísimo premio y ojalá sirva de disparador para todos los chicos que vienen de abajo.

Massimino y su paso por La Unión de Formosa y Lomas Voley, dos de los cuatros clubes con los que compitió en la LAV

Qué significado tiene Puerto San Martín Voley en tu carrera deportiva?

FM- PSM sin dudas que fue una experiencia de muchísimo crecimiento personal. Fue mi primer liga en la que llegaba a un club como el Líbero titular del equipo, sabiendo que iba a jugar casi todos los partidos,  si bien antes había estado en La Unión de Formosa donde terminé disputando los Play-Off de Liga  y el Súper 8 2008/09. Aún así era todo un desafío porque era un equipo recién ascendido y primera experiencia para mí, siendo muy joven, como titular. La verdad que por momentos la pasé muy mal adentro de la cancha, en alguna ocasión también fuera, pero eso me ha hecho crecer muchísimo. También conocí a muchísima gente que sabiendo de nuestra situación, nos ayudó muchísimo e hizo que la pasemos por demás de bien por otro lado. Yo venía de jugar finales, de estar en el segundo mejor equipo de Argentina y de pronto, me encuentro al año siguiente en PSM peleando el descenso y salvándonos de «milagro» contra Tucumán, pero el otro día encontré fotos y tengo recuerdos hermosísimos. Todo sirve, lo bueno para repetirlo y lo malo para aprender de eso. Fue una competencia un poco extraña y, también entiendo, nueva para PSM porque el salto de la A2 a la Liga es enorme y  fue todo aprendizaje para ellos, ya que en años posteriores cambiaron muchas cosas y todos los chicos estuvieron mucho mejor. En líneas generales tengo hermosos recuerdos de Puerto San Martín y siempre que volví a jugar de visitante con mis otros equipos, la gente me recibió de manera fantástica. Eso quiere decir que más allá de los resultados, hice bien las cosas tanto dentro como fuera de la cancha y eso me reconforta. Siempre doy todo lo mejor de mí en cada lugar en el que estoy, no fue menos en Puerto y fue una liga de muchísimo crecimiento para mí.

“Creo que he cumplido mucho más de lo que imaginaba a lo largo de mi carrera.”

¿Qué recuerdos tenés de Omar Delgado, el entrenador que tuviste en PSM Voley?

FM- Antes que nada, que en paz descanse. De Omar (Delgado) me quedaron millones de anécdotas,  en algunos momentos lo disfruté y  en otros lo padecí. Por otro lado en esa época era muy chico  y no sabía distinguir qué cosas estaban bien y cuáles no, entonces se me hace  un poco difícil realizar  un balance  de nuestra etapa con Omar. Y quizás él también venía muy acostumbrado a ser protagonista con Puerto en la A2  todos los años, había llegado a dos Finales y había conseguido el Ascenso, y de pronto encontrarse peleando la permanencia fue algo que lo sobrepasó. Viendo esto más de diez años después, quizás no tuvo la capacidad  como para poder resolver esa situación y nosotros también, como jugadores, no poder ayudarlo dentro de la cancha pero tengo muy lindos recuerdos de Omar.

Cómo repasarías tus pasos por La Unión de Formosa, Lomas Voley y Obras Sanitarias de San Juan, clubes  protagonistas en aquellas LAV?

FM- De todos los lugares donde anduve tengo un  hermoso recuerdo; en algunos he aprendido un poco más, en otros un poco menos y en algunos sitios estuve más tiempo que en otros. En La Unión tuve dos períodos, con el paso de PSM en el medio, y mi regreso allí se dio con Martín López como entrenador. Éramos un equipo muy joven pero que trabajaba muchísimo y nos fue muy bien. La verdad que los grupos que se formaban en Formosa  eran fantásticos y la pasábamos muy bien. Después estuve cinco años en Lomas, que es gran parte de mi vida personal y deportiva. Más allá de todos los títulos que hemos ganado, los torneos Metropolitanos, los podios conseguidos en los Sudamericanos de Clubes y la Copa ACLAV, vivimos grandísimas cosas compartiendo plantel durante muchos años con los mismos jugadores, por lo que éramos un equipo de amigos que nos encantaba pasar mucho tiempo juntos. Y en Obras de San Juan se armó  un equipo de la galera que estuvo a un punto de salir campeón de Liga,  muy cerca de bajar al imbatible Sada Cruzeiro de Brasil en las Semifinales del campeonato Sudamericano y donde pasé unos de los mejores momentos de mi vida.  Eternamente agradecido a todos los clubes por donde pasé y, para mí, el balance de la Liga Argentina como de todos los equipos donde me desempeñé, es más que positivo y cada uno tiene su condimento especial y atractivo.

“Siempre doy todo lo mejor de mí en cada lugar en el que estoy, no fue menos en Puerto y fue una liga de muchísimo crecimiento para mí.”

A lo largo de tu carrera has tenido de compañeros a grandísimos jugadores de talla internacional como Marcos Milinkovic, Jorge Elgueta, Leonardo Patti, Sebastián Brajkovic y Jerónimo Nicola entre otros. Qué mención puedes hacer de ellos?

FM- Te soy sincero, en mi casa tengo una colección de camisetas y posters y todavía tengo pegada una foto de cuando era chico con Marcos Milinkovic en el Mundial de 2002 y al lado una con él de compañero de equipo. Tuve la fortuna o la posibilidad, como se quiera llamar,  de jugar con mi ídolo de chico como así también de enfrentar al brasileño Giba, que es lo mejor que ví en mi vida y hoy por hoy,  tengo la suerte  de jugar en la Selección con Luciano De Cecco, que es el mejor Armador del mundo. Ser compañero de jugadores así, me enorgullece. Siempre fui de prestar  mucha atención a cómo actúan,  a tratar de seguir sus comportamientos, a aprender y preguntar mucho, desde el respeto, sobre todo a los jugadores más grandes pero  siempre siendo cien por ciento yo, haciéndome querer y valorar. Con Sebastián Brajkovic tenemos una amistad muy grande que traspasa lo deportivo y con Jerónimo Nicola me encontré con una persona con una pasión increíble por el vóley, y por la pesca (risas), y que si te quiere, te da todo lo que tiene y en Puerto me ayudó muchísimo.

Qué  balance hacés sobre la  más de una década que llevas integrando la Selección Argentina?

FM- Para mí,  no hay cosa más linda que vestir la camiseta de la Selección. Cuando doy alguna charla, juego con equipos de mi ciudad o hablo con amigos  siempre pregunto si prefieren jugar en el exterior o toda su vida en Argentina con la posibilidad de  vestir la camiseta del país y cuando me responden que ir al  extranjero,  a veces me enfado. Para mí no hay orgullo más grande que vestir la camiseta que identifica a tu país porque en el fondo no es sólo eso; estás representando a tu familia, a tus amigos y escuchar el himno y ver la bandera en cualquier parte del mundo me eriza la piel.  Vestir la camiseta de la Selección es el máximo logro y orgullo a nivel personal y,  si eso es increíble, ganar un título con ella es fantástico; así que disfruté muchísimo haber salido Campeón  de la Copa Panamericana en 2019 y los Juegos Panamericanos de Perú 2019 fueron un capítulo aparte y una experiencia hermosísima.

«Pachi» Massimino y su pasión por la Selección

Como entrenadores de la Selección has tenido a Javier Webber, Julio Velasco y Marcelo Méndez.  Qué te han  dejado estas figuras relevantes del voleibol nacional y mundial?

FM- Todos los entrenadores que he tenido a la largo de mi carrera, desde el de las Inferiores hasta el último, me han transmitido algo. Algunos me han enseñado más cosas referido a lo técnico-táctico y no tanto para  el día a día o la vida, y viceversa, como así también cosas a copiar, modelos a seguir y lo que no hay que hacer; siempre desde el ejemplo. No me guio tanto por lo que se dice,  sino con el ejemplo. Entonces de todos he aprendido y no puedo decir quién es mejor porque, obviamente, con alguno voy a tener más afinidad que con otro  o he compartido muchos más años. Gracias a dios he tenido grandísimos técnicos  que me han enseñado muchísimo e intento sacar de todos ellos cosas, sean positivas o negativas, que me sirvan el día de mañana cuando sea entrenador o para la vida.

“Todo sirve, lo bueno para repetirlo y lo malo para aprender de eso”

Teniendo en cuenta la carrera realizada, considerás que te queda alguna cuenta “pendiente”?

FM- Quiero ganar una Liga, vengo de perder varias finales a lo largo de mi carrera y en algún momento se me tiene que dar. Después el próximo objetivo es tratar de poder jugar el Mundial de este año. Me tocó quedar afuera en el 2014 y en 2018, habiendo hecho todo el proceso; así que este año si me llega la convocatoria voy a hacer todo lo posible para poder viajar y estar en la Copa del Mundo vistiendo la camiseta de la Selección. También me gustaría jugar un Juego Olímpico, es una materia pendiente, pero eso no depende exclusivamente de mí,  sino del llamado del entrenador el día de mañana. Voy a seguir trabajando para poder estar de la mejor manera posible para que llegue la citación y después se verá. Creo que he cumplido mucho más de lo que imaginaba a lo largo de mi carrera.

“No me guio tanto por lo que se dice,  sino con el ejemplo.”

Por último, qué visión tienes para el futuro?

FM- Seguir trabajando, mejorando, poder mantener este nivel mucho tiempo más y que lo deportivo ayude a darle el mayor bienestar posible, y que nos merecemos, a mi familia. La verdad que nos encontramos muy felices aquí y queremos estar mucho tiempo más en Francia. Estamos bien, extrañamos mucho a la familia pero, al día de hoy, pienso en seguir jugando varios años más y seguir vistiendo la camiseta de la Selección siempre que se pueda. Voy a seguir trabajando para ser un poquito más mejor jugador y persona día a día e intentar ser feliz, como lo vengo siendo, realizando lo que me gusta y con la compañía de la familia , que es lo más importante.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPolicialesPortada

Doble crimen en Beltrán: la sospecha en el sobreviviente condenado por el crimen del abuelo de Marco Ruben

PolicialesPortada

Doble crimen en Fray Luis Beltrán: murieron madre e hijo en balacera

ActualidadRegión

Coprosef y su balance social como referencia para el cooperativismo ecuatoriano

ActualidadRegión

Juan Manuel De Grandis anunció que Puerto abonará completo el aumento salarial con los haberes de septiembre