ActualidadJudiciales

Femicidio: “Carolina no quería que Luis vaya a visitarla al hospital”

Los abogados que representan a la querella de Carolina Díaz la joven que murió quemada el pasado 22 de marzo tras agonizar en el Hospital Clemente Álvarez de Rosario solicitarán que se amplíe la imputación hacia la pareja de la víctima bajo la figura de femicidio.

Esta mañana los doctores María Laura Maderna y Gabriel Filippini se presentaron como querellantes pero no fueron admitidos en esta audiencia que se desarrolló hoy en los tribunales de San Lorenzo donde Luis Alberto Grandi quedó imputado por homicidio doloso agravado por el vínculo. Para los letrados, es necesario que se tomen otras medidas para la investigación de la causa como el testimonio de otra de las hermanas de Carolina y la Cámara Gessel a la hija de diez años de la víctima.

Jaquelina, hermana de la víctima relató que los chicos no pudieron observar el hecho porque estaban almorzando en la cocina pero que uno de sus hijos , la niña de 10 años manifestó que había escuchado una discusión entre su mamá y la pareja de ella y que la mujer le arrojó un plato: “Los chicos estaban en otra área almorzando y no vieron mucho lo que pasaba, también dicen que uno de los nenes salió con un tenedor en la boca del mismo susto que tuvo al ver su mamá incendiada, pero no sabemos muchas cosas porque los chicos no estaban en el lugar del hecho. El único que sabe lo que pasó es Luis y hoy no declaró”.

La expectativa de la querella era que el imputado ejerciera su derecho a poder declarar en la audiencia imputativa, pero se abstuvo: “Luis cambia la declaración tres veces, primero se decía que estaban cargando nafta desde un bidón traspasaban a otro; pero las motos no están prendidas fuego, y no tienen rasgos de incendio y lo único que está quemado es el cuerpo de Carolina y sus ropas. Hoy la realidad es otra, el imputado tiene sólo marcas en sus manos, un poco en sus brazos y una marca en el cuello”, expresó María Laura Maderna.

En ese sentido, los letrados señalaron que los hijos de la mujer presenciaron discusiones anteriores, donde no observaron violencia física pero si que discutía: “Ellos ( por los niños) refieren a que cuando Luis volvía de la casa de su ex pareja ( con quien tiene hijo menor de dos años) discutían. Está constatado por las pericias que en la discusión previa al incendio, hay un plato que ella le arroja y estamos buscando un encendedor que los testigos identificaron en el lugar, y el peritaje de los celulares, donde nosotros ya sabemos que hay mensajes anteriores que fueron borrados”, expresó Filippini.

En ese sentido, la querella adelantó que hay elementos que no fueron aportados como el de Jaqueline, hermana de Carolina, de hechos que ocurrieron mientras la víctima estuvo internada debido a las graves lesiones en el Hospital Clemente Álvarez con respecto a la posición de Grandi posterior al hecho.

“Carolina tenía lesiones en más del 80% de su cuerpo, por eso se le efectuó una traqueotomía y entró en un coma inducido; además las víctimas de violencia de género tienden a no realizar una declaración pero Carolina no quería que Luis vaya a visitarla al hospital. Vamos a solicitar la ampliación de esa imputación a que es la de femicidio directo por un hecho que fue presuntamente cometido por un hombre hacia una mujer y el medio ha causado un gran sufrimiento a la mujer”, añadió el abogado de la familia de la víctima.

Otra observación que la familia de Carolina manifestó fue el cambio de personalidad o de actitudes que realizó después de ponerse de novia con Luis en el mes de agosto del año pasado: “Había cambiado algunas actitudes en cuanto a su familia y a su forma de vestirse, la familia refiere a que estaba más reservada a como se vestía son indicios que tenemos que queremos dilucidar a través de los celulares” aseveró Filippini.

“Nosotros queríamos que dijera algo de lo que pasó momentos previos al incendio. La que falta es mi hermana y el único que queda es él y queremos que él diga la verdad, es el único testigo que queda del día de los hechos. Para nosotros nunca fue un accidente doméstico” expresó Jaquelina quien relató como se enteró del hecho.

“Estaba en la casa de mi mamá cuando llega una vecina a decirnos que Carolina se había incendiado y como vivimos a una cuadra de la casa de Caro estábamos allí a los pocos minutos y la veo a Caro que se estaba mojando con un calefón eléctrico y lo único que tenía puesto era un corpiño. En el patio estaban las tres motos y adentro había mucho olor a nafta y cuando le pregunto que pasó me dijo que estábamos cargando nafta y cuando empiezo a retarla y le digo por qué tiene solo puesto el corpiño ella me dice que querés que haga si no tengo manos y me muestra las manos calcinadas. Mi mamá la envolvió en una sábana y la llevamos al Catalina Salomón”.

La hermana añadió que los minutos posteriores al hecho Carolina estaba consciente: “me pedía que no quería dormirse que la mantuviera despierta y después no dijo más nada. Los chicos señalan que ese día él llegó loco del trabajo, la nena dice que fue por una cosa y el nene por otra situación, pero los dos dicen lo mismo, que él llegó loco a la casa”, advirtió Jaquelina quien se mostró sorprendida por la presencia de la ex esposa de Grandi en los tribunales: ” Él ejercía violencia hacia su ex pareja, el día del hecho el nene contó que le rompió la puerta a patadas a su ex pareja y no entiendo por qué está acá”.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPoliciales

Un niño de 4 años cayó en un pozo y se salvó de milagro

ActualidadCiudadPolítica

Eduardo Ros y el traferrismo juntos para oponerse a Raimundo en las próximas elecciones

ActualidadCiudadPoliciales

Atraparon a dos robacables en San Lorenzo

ActualidadCiudad

Covid-19: Continúa la vacunación en el Hospital Granaderos a Caballo

Este contenido está protegido